MOSCÚ, 17 jun (Reuters) - El Kremlin calificó el lunes de "escalada de tensión" el comentario del jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, de que la alianza militar estaba manteniendo conversaciones sobre el despliegue de más armas nucleares.

Stoltenberg declaró al diario británico Telegraph que los miembros de la OTAN estaban celebrando consultas sobre el despliegue de más armas nucleares, sacándolas del almacén y poniéndolas en estado de alerta ante la creciente amenaza de Rusia y China.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que los comentarios de Stoltenberg parecían contradecir un comunicado emitido en una conferencia celebrada el fin de semana en Suiza en el que se afirmaba que cualquier amenaza o uso de armas nucleares en el contexto de Ucrania era inadmisible.

Las conversaciones, celebradas a instancias del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se anunciaron como una "cumbre de paz", aunque Moscú no estaba invitada.

"Esto no es más que otra escalada de tensión", dijo Peskov sobre las declaraciones del Secretario General de la OTAN.

Más tarde, la OTAN intentó aclarar las declaraciones de Stoltenberg, afirmando que no había cambios significativos en su postura nuclear.

"La OTAN se ha comprometido a garantizar una disuasión nuclear segura y eficaz", declaró Farah Dakhlallah, portavoz de la Alianza.

"Para ello, tenemos un programa de modernización en curso para reemplazar las armas y aviones heredados", dijo. "Más allá de eso, no hay cambios significativos en nuestra disuasión nuclear".

Rusia, que envió tropas a Ucrania en 2022, afirma que Estados Unidos y sus aliados europeos están llevando al mundo al borde de una confrontación nuclear al entregar a Ucrania armas por valor de miles de millones de dólares, algunas de las cuales se están utilizando contra territorio ruso.

El presidente Vladimir Putin ha afirmado que Rusia está técnicamente preparada para una guerra nuclear, y que Moscú podría utilizar armas nucleares para defenderse en circunstancias extremas.

Rusia y Estados Unidos son, con diferencia, las mayores potencias nucleares del mundo, con cerca del 88% del armamento nuclear mundial, según la Federación de Científicos Estadounidenses.

Estados Unidos tiene unas 100 armas nucleares no estratégicas B61 desplegadas en cinco países europeos: Italia, Alemania, Turquía, Bélgica y Países Bajos, según el Boletín de los Científicos Atómicos. Estados Unidos tiene otras 100 armas de este tipo dentro de sus fronteras.

Rusia tiene unas 1.558 cabezas nucleares no estratégicas, aunque los expertos en control de armamentos afirman que es muy difícil saber cuántas hay debido al secretismo.

(Reporte de Dmitry Antonov, Kate Holton en Londres y Andrew Gray en Bruselas; Editado en Español por Ricardo Figueroa)