El segundo mayor banco de Rusia, VTB, espera obtener este año un beneficio anual récord cercano a los 500.000 millones de rublos (5.580 millones de dólares), según declaró su consejero delegado, Andrei Kostin, pero la decisión sobre el pago de dividendos dependerá en última instancia del banco central.

El VTB se desplomó en 2022, con fuertes pérdidas inducidas por las sanciones, cuando las naciones occidentales impusieron amplias restricciones al sector financiero ruso por sus acciones en Ucrania. El banco estatal volvió a obtener beneficios en 2023.

"Necesitamos reservar alrededor de 1 billón de rublos sólo para restaurar el capital al nivel requerido", dijo Kostin en una entrevista, publicada el lunes, con la editorial de noticias Fontanka.

"Estamos interesados en pagar dividendos", dijo Kostin. "Pero tenemos que obtener la aprobación del banco central, que supervisa estrictamente la reposición de nuestro capital". (1$ = 89,5955 rublos) (Reportaje de Elena Fabrichnaya; Redacción de Alexander Marrow; edición de David Evans)