El rublo ruso abrió al alza el martes, ayudado por la estabilidad de los precios del petróleo y la escasa demanda de divisas por parte de los exportadores ante la proximidad del pago de impuestos.

A las 0740 GMT, el rublo era un 0,24% más fuerte frente al dólar a 92,16 y había perdido un 0,05% para cotizar a 100 frente al euro. Frente al yuan se había fortalecido un 0,16% hasta 12,74.

La divisa rusa alcanzó el lunes un máximo de una semana, en la primera apertura de los mercados desde que se impuso a Moscú la última ronda de sanciones occidentales.

En una nota, Bogdan Zvarich, analista jefe del mercado en línea banki.ru, afirmó que la estabilidad de los precios del petróleo y la demanda estacional de rublos por parte de los exportadores para hacer frente al pago de impuestos mantenían la fortaleza del rublo. "Como resultado, la divisa estadounidense podría retroceder por debajo de los 92 rublos durante las operaciones", afirmó.

El rublo debería verse apuntalado, al menos temporalmente, por los pagos de impuestos de fin de mes, en los que los exportadores suelen convertir sus ingresos en divisas para hacer frente a sus obligaciones locales.

El crudo Brent, referencia mundial para la principal exportación rusa, subía un 0,41% a 82,87 dólares el barril. Rusia prohibió el martes las exportaciones de gasolina durante seis meses a partir del 1 de marzo, debido a la escasez y a los altos precios internos.

Los índices bursátiles rusos subieron el martes.

El índice RTS, denominado en dólares, subió un 0,23% hasta los 1.100 puntos. El índice ruso MOEX, basado en el rublo, subía un 0,20% hasta los 3.219 puntos.

Para una guía de la renta variable rusa, véase

Para los bonos del Tesoro ruso, véase