La capacidad primaria de refinado de petróleo fuera de línea de Rusia se ha elevado en un 114% respecto al plan anterior hasta los 4,1 millones de toneladas métricas para junio debido principalmente a las paradas del mes pasado en las plantas de Tuapse y Komsomoslk, según muestran los cálculos de Reuters.

En mayo la capacidad ociosa se situó en 3,8 millones de toneladas.

La industria rusa de refinado de petróleo ha sido blanco de los ataques de drones ucranianos. Las interrupciones técnicas también han contribuido a la capacidad ociosa.

Tanto Rusia como Ucrania han utilizado aviones no tripulados para atacar infraestructuras críticas, instalaciones militares y concentraciones de tropas en su conflicto de más de dos años, y Kiev ha golpeado refinerías rusas e instalaciones energéticas en los últimos meses.

Según el plan actual, que probablemente se revise al alza, se prevé que la capacidad de refino fuera de línea en julio descienda a 1,8 millones de toneladas, según cálculos de Reuters basados en datos de fuentes de la industria.

La capacidad acumulada de refinado de petróleo de Rusia entre enero y junio ha alcanzado los 21,1 millones de toneladas, frente a los 15,4 millones del mismo periodo de 2023, según los cálculos. (Reportaje de Reuters; edición de Jason Neely)