El automóvil ruso de la época soviética Moskvich entró por primera vez en noviembre en la lista de las 10 marcas más vendidas del país, según mostraron el martes los datos de la agencia analítica rusa Autostat.

Las ventas de turismos nuevos en Rusia en noviembre aumentaron un 113% interanual hasta los 109.706 vehículos, según Autostat, citando datos de su socio PPK. Las ventas se están recuperando de una caída provocada por las sanciones y la marcha de los fabricantes de automóviles occidentales en 2022.

La producción del Moskvich se relanzó este año en una planta de Moscú. El Estado ruso compró la fábrica a Renault el año pasado por un rublo simbólico cuando el fabricante de automóviles francés abandonó el mercado tras la invasión de Ucrania por Moscú.

Fuentes han declarado a Reuters que el modelo Moskvich 3 es un JAC Sehol X4 ensamblado en Moscú con kits comprados a un socio chino.

El Moskvich ocupó el noveno lugar en la lista de los coches más vendidos en noviembre, habiendo vendido 1.910 para una cuota de mercado del 1,7%. En los 11 meses que van de enero a noviembre se vendieron 10.676 Moskvich, según los datos.

Lada, el coche más popular de Rusia, lideró la clasificación en noviembre con 32.651 coches vendidos y una cuota de mercado del 29,8%. Los coches chinos ocupan la mayoría de los demás puestos de la lista, sustituyendo a las marcas europeas y japonesas que se marchan.

Las ventas de coches chinos parecen haber alcanzado un máximo de más del 56% del mercado mientras la producción nacional rusa se recupera tras el éxodo de los fabricantes de automóviles occidentales, según muestran los datos de Autustat.

Según Autostat, en los últimos 11 meses se vendieron en Rusia 939.254 turismos nuevos, lo que supone un aumento interanual de casi el 65%. (Reportaje de Gleb Stolyarov Edición de Alexander Marrow y David Goodman)