MOSCÚ, 21 jun (Reuters) - Rusia ve una necesidad acuciante de mantener conversaciones sobre seguridad con Estados Unidos, pero estas deben ser "exhaustivas" e incluir el tema de Ucrania, dijo el viernes el Kremlin.

"Es imposible arrancar cualquier segmento individual del complejo general de problemas acumulados, y no lo haremos", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, cuando se le preguntó si Moscú estaba dispuesto a hablar con Washington sobre los riesgos nucleares.

"Así que estamos abiertos al diálogo, pero a un amplio diálogo global que abarque todas las dimensiones, incluida la dimensión actual relacionada con el conflicto en torno a Ucrania, relacionada con la implicación directa de Estados Unidos en este conflicto", dijo Peskov a los periodistas.

Estados Unidos rechaza el argumento de Rusia de que al armar a Ucrania se ha convertido en protagonista directo de una guerra destinada a infligir una aplastante "derrota estratégica" a Moscú. Estados Unidos afirma que cualquier negociación sobre la guerra es competencia de Ucrania.

La postura rusa, esbozada por Peskov, no es nueva. Sin embargo, declaró a los periodistas que la lista de temas que Rusia y Estados Unidos tienen que discutir es cada vez mayor.

"En general, este diálogo es muy necesario", dijo Peskov. "Es necesario porque los problemas se acumulan, y hay muchos problemas relacionados con la arquitectura de seguridad global".

Desde el punto de vista de Washington, es Putin quien, en el tercer año de guerra en Ucrania, está engrosando la lista de preocupaciones en materia de seguridad.

Esta semana visitó Corea del Norte, país dotado de armamento nuclear, firmó un acuerdo de defensa mutua con su líder Kim Jong-un y dijo que podría suministrar armas rusas a Corea del Norte en respuesta al armamento occidental de Ucrania.

Putin también reiteró el jueves que estaba considerando revisar la doctrina rusa sobre el uso de armas nucleares. El último tratado de control de armamento que limita el número de ojivas nucleares estratégicas que pueden desplegar Rusia y Estados Unidos expira en 2026.

(Información de Gleb Stolyarov; redactado por Mark Trevelyan; editado por Andrew Osborn; editado en español por Javi West Larrañaga)