Un avión no tripulado se estrelló el viernes contra la refinería de petróleo Ilsky, en la región rusa de Krasnodar (sur), hiriendo al menos a dos personas y provocando un pequeño incendio, según informaron las autoridades locales.

Ucrania ha estado atacando sistemáticamente la infraestructura energética rusa para tratar de perturbar la economía de Rusia y su capacidad de financiar su esfuerzo militar.

La refinería Ilsky es una de las principales productoras de combustible del sur de Rusia, con capacidad para refinar 6,6 millones de toneladas de crudo (132.000 barriles diarios) al año.

El jefe del distrito local, Andrei Doroshevsky, declaró en la aplicación de mensajería Telegram que el incendio ha sido sofocado.

"Esta noche, la infraestructura civil de nuestra región fue objeto de un ataque masivo por parte del régimen criminal de Kiev", declaró, añadiendo que un dron dañó edificios administrativos de la refinería de petróleo Ilsky.

La planta ya había sido alcanzada por drones en febrero.

Por otra parte, las autoridades regionales declararon el viernes que se habían apagado incendios abiertos en depósitos de petróleo de las regiones de Tambov y Rostov.