Los ganaderos de EE.UU. tendrían una vía más clara para presentar denuncias antimonopolio contra las empresas envasadoras de carne por prácticas comerciales desleales, según una norma propuesta el martes por el Departamento de Agricultura estadounidense.

La norma propuesta es la cuarta introducida por la administración Biden para reforzar la competencia en la muy consolidada industria del envasado de carne.

Las normas anteriores exigirían una remuneración más justa a los criadores de pollos, aumentarían la transparencia en los contratos avícolas y prohibirían las represalias contra los criadores de pollos por plantear sus preocupaciones sobre comportamientos anticompetitivos.

La norma propuesta el martes aclarará cómo deben demostrar los agricultores y ganaderos que se han visto perjudicados por el supuesto comportamiento anticompetitivo de los envasadores de carne y permitirá al USDA aplicar mejor las leyes antimonopolio, según informó la agencia en un comunicado de prensa.

"El poder de mercado arraigado y los abusos que de él se derivan siguen siendo un obstáculo para lograr precios más bajos para los consumidores y prácticas más justas para los productores", afirmó el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, en un comunicado. "La norma propuesta hoy defiende unas normas claras y transparentes para que los mercados funcionen de forma justa y competitiva tanto para los consumidores como para los productores".

Los agricultores han argumentado que, con la normativa actual, el listón para demostrar que se han visto perjudicados por un comportamiento anticompetitivo es demasiado alto y obstaculiza su capacidad de recurrir al USDA.

"Hace tiempo que los agricultores merecen esta certeza", afirmó Sarah Carden, directora de investigación y desarrollo de políticas de Farm Action, un grupo de defensa de los agricultores.

La norma propuesta estará abierta a comentarios públicos durante 60 días.