Los futuros del maíz de Chicago perdieron terreno el viernes pero se encaminaban a una segunda subida semanal, apuntalados por las preocupaciones sobre el aumento de las temperaturas en EE.UU. y China, mientras que la soja y el trigo también recortaron las ganancias de la sesión anterior.

El contrato de maíz más activo en la Bolsa de Chicago perdía un 0,49%, a 4,56-2/8 dólares el bushel, hacia las 0452 GMT, tras haber subido a un máximo de dos semanas en la sesión anterior.

Los operadores están pendientes de las previsiones en EE.UU. a medida que los cultivos de maíz se acercan a un periodo importante para su desarrollo en julio, en medio de la preocupación por el aumento de las temperaturas en el cinturón agrícola estadounidense.

En China, las temperaturas abrasadoras y la sequía en algunas zonas del país, incluidas las regiones productoras de trigo de Henan y Shandong, están afectando negativamente a la siembra de verano, según informó el jueves el Ministerio de Agricultura.

El trigo bajó un 0,97% a 6,14 dólares el bushel, rondando su nivel más bajo desde el 6 de mayo. Encadena su tercera caída semanal consecutiva, con un descenso del 2,15% en lo que va de semana.

La soja cayó un 0,4% para cotizar a 11,84-6/8 $ el bushel, tras subir un 1,04% en la sesión anterior. La soja ha subido un 0,49% en lo que va de semana, la primera subida semanal en tres.

"No hubo suficientes noticias de apoyo en el informe como para detener la venta (de trigo) que hemos visto en las últimas dos semanas a medida que aumenta la cosecha en EE.UU.", dijo Bergman Grains Research en una nota.

"Las ideas sobre la producción argentina están subiendo, pero aún no lo suficiente como para compensar las caídas en Rusia, y es posible que la India tenga que importar algo de trigo", añadió.

La siembra de trigo en Argentina se disparó en la última semana gracias al tiempo seco en gran parte del país sudamericano, según informó el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC).

El Departamento de Agricultura de EE.UU. recortó sus estimaciones de producción de trigo en Rusia, principal proveedor mundial del cereal, y en Ucrania, tras las dañinas heladas y la sequía.

El USDA confirmó ventas privadas de 120.000 toneladas métricas de soja estadounidense para su entrega a destinos "desconocidos" en la campaña 2023/24.

El ritmo de procesamiento de la soja estadounidense aumentó en mayo desde el mínimo de siete meses registrado un mes antes, ya que algunas plantas de molturación reanudaron sus operaciones tras el parón estacional por mantenimiento y reparaciones y porque mejoraron los márgenes, según los analistas antes del informe mensual de la Asociación Nacional de Procesadores de Oleaginosas (NOPA) del lunes.

La empresa surcoreana Major Feedmill Group (MFG) compró unas 60.000 toneladas métricas de harina de soja que se espera que procedan de Sudamérica o Estados Unidos en una licitación internacional celebrada el jueves, según informaron operadores europeos.

Los fondos de materias primas fueron compradores netos de contratos de futuros de maíz, trigo, soja, harina de soja y aceite de soja de la CBOT el jueves, según los operadores.