Existe un 65% de probabilidades de que el patrón meteorológico de La Niña, caracterizado por temperaturas frías en el océano Pacífico, se desarrolle durante julio-septiembre, afirmó el jueves un pronosticador del gobierno estadounidense.

Se espera que este cambio de la actual fase neutra entre los patrones meteorológicos de La Niña y El Niño persista en el invierno del hemisferio norte de 2024-25, con un 85% de probabilidades durante noviembre-enero, dijo el Centro de Predicción Climática (CPC) del Servicio Meteorológico Nacional en su previsión mensual.

El ciclo entre El Niño, La Niña y una fase neutra suele durar de dos a siete años y puede generar incendios forestales, ciclones tropicales, inundaciones y sequías prolongadas que afectan a los agricultores de todo el mundo.

Los cultivos concentrados geográficamente son más susceptibles a las subidas de precios durante las malas condiciones meteorológicas. Esto hace que los precios mundiales del trigo y el maíz tengan menos probabilidades de verse afectados por La Niña o El Niño, según Bill Weatherburn, economista jefe de clima y materias primas de Capital Economics.

El Niño es un calentamiento natural de las temperaturas superficiales del océano Pacífico oriental y central, mientras que La Niña se caracteriza por temperaturas más frías en la región del Pacífico ecuatorial.

"La Niña se correlaciona con un tiempo cálido y seco en toda N. América (Medio Oeste de EE.UU.), Asia Oriental (China) y partes de Sudamérica (Argentina y partes de Brasil) durante la temporada de crecimiento", dijo el meteorólogo de Maxar Chris Hyde.

Sin embargo, para los cultivos de Sudáfrica (maíz), Asia meridional y sudoriental (caña de azúcar y trigo de la India) y Australia, La Niña es favorable debido a la elevada pluviosidad y puede contribuir a que las cosechas obtengan buenos resultados, aparte de los riesgos de inundaciones, dijo Isaac Hankes, analista meteorológico principal del London Stock Exchange Group.

Los expertos en meteorología señalan que estas correlaciones están influidas por el momento y la intensidad de La Niña.

Otros organismos, como la Organización Meteorológica Mundial (OMM), y la oficina meteorológica de Japón también señalaron el final del fenómeno de El Niño y pronosticaron la formación de La Niña este año.

Para la India, el paso de El Niño a La Niña traerá probablemente un monzón más húmedo, pero otro fenómeno llamado dipolo de oscilación indio (IOD, por sus siglas en inglés) puede influir en la intensidad de las precipitaciones, según Jason Nicholls, principal meteorólogo internacional de AccuWeather.

Un evento positivo del IOD conduce a un monzón de verano más húmedo, mientras que un evento negativo del IOD conduce a menos humedad y a condiciones más secas, añadió Nicholls. (Reportaje de Harshit Verma en Bengaluru; Edición de Mark Potter)