La Bolsa de París acaba de tocar la barrera del -2% (con el CAC40 cayendo hasta los 7.706), arrastrando al Euro-Stoxx50 (-1,7%) por debajo de los 4.950 puntos (el soporte a medio plazo está muy cerca).

Tras reabrir en territorio récord, los índices estadounidenses invirtieron el rumbo, con el S&P500 cayendo de 5.442 a 5.415 (-0,1%) y el Nasdaq volviendo de un nuevo máximo de 17.741 a 17.650 (+0,3%).

Nvidia (NVDA) había comenzado el día en un nuevo máximo histórico (+4% hasta 129,7 $), pero eso ya no fue suficiente, ya que la mayoría de los valores retrocedieron. El Nasdaq-100 (+0,5% hasta un máximo de 19.640) parecía irresistiblemente atraído hacia los 20.000 pts. siguiendo la estela de Broadcom (+15% hasta 1.

710) y Tesla (+3,5% a 185 $). Cabe preguntarse si Wall Street no se está beneficiando de la caótica situación política en Francia y de la caída de los índices europeos: los inversores están cambiando de continente, pero no abandonan la renta variable. Simplemente, el dinero está cruzando de nuevo el Atlántico para invertir en Wall Street, con los "titanes" del Nasdaq como prioridad.



Las cifras publicadas hoy en Estados Unidos no hacen sino reforzar la confianza de los inversores estadounidenses en la desinflación: los precios a la producción (IPP) estadounidenses cayeron inesperadamente un -0,2% en mayo (hasta el +2,2% anualizado) debido a la caída de los precios de la energía, según las estadísticas publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo. Los economistas preveían una subida del 0,1% intermensual (tras el +0,5% de abril).



El índice "subyacente" que mide la presión subyacente sobre los precios a la producción, y que excluye los alimentos, la energía y los servicios comerciales, se mantuvo perfectamente estable el mes pasado tras una subida del 0,5% en abril, y se sitúa en el +3,2% en 12 meses. El Departamento de Trabajo anunció que en la semana que finalizó el 3 de junio se registraron 242.000 nuevas solicitudes de subsidio de desempleo en Estados Unidos, una cifra 13.000 superior a la de la semana anterior.





La media móvil de cuatro semanas -que es más representativa de la tendencia subyacente- se situó en 227.000, 4.750 más que la semana anterior. Pero estas cifras "alentadoras" se vieron lastradas por los comentarios de Jerome Powell, que echaron por tierra las esperanzas de relajación monetaria de los inversores. Las nuevas proyecciones de sus funcionarios para los tipos de interés -los famosos "gráficos de puntos"- muestran ahora un único recorte de tipos en 2024, frente a los tres registrados hasta ahora.



De los 19 miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC), cuatro no esperan recortes de tipos este año, siete esperan sólo uno y ocho esperan dos. "Este FOMC no cambia realmente el juego (...) pero es un poco más halcón de lo esperado", comenta Bastien Drut, jefe de estrategia e investigación económica de la CPRAM.

Powell parece estar haciendo un esfuerzo por alejar la política de la Fed de su mandato de estabilidad de precios y centrarse un poco más en el mercado laboral", añade el economista.



Pero la postura más restrictiva adoptada por la política monetaria estadounidense no ha disuadido a los inversores de seguir colocando ingentes cantidades de capital en Wall Street. Los T-Bonds siguen cediendo terreno tras la sesión del martes (-1,7 puntos básicos hasta el 4,275%), y el "2 años" se deja -5 puntos básicos hasta el 4,7050%.

En Europa, los bunds mejoraron 2,5 puntos básicos hasta el 2,51% y siguen ganando terreno frente a nuestros OAT, que ganaron 3,5 puntos básicos hasta el 3,1900%, lo que supone un diferencial de 68 puntos básicos (frente a los 49 puntos básicos del viernes pasado).



NB: el rendimiento del 10 años portugués es ahora ligeramente inferior al de nuestras OAT (este jueves fluctúa entre el 3,16% y el 3,1920%). La sesión promete ser pobre en cuanto a indicadores macroeconómicos en el Viejo Continente, pero la publicación de la producción industrial en la zona euro fue decepcionante, con una caída del 0,1% considerada "inesperada".



En abril de 2024, la producción industrial desestacionalizada cayó un 0,1% en la eurozona y subió un 0,5% en la UE, en comparación con marzo de 2024, según las estimaciones de Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea. En España, los precios al consumo, calculados según las normas europeas armonizadas, subieron un 3,6% interanual en mayo, confirmando una primera estimación facilitada a finales del mes pasado.



En el mercado de renta fija, los "Bonos" a diez años subieron (+1,7 pts) hasta el 3,383% (sólo 20 pts los separan de nuestros OAT). El dólar, que había ganado un 1% el día anterior, perdió un -0,4% frente al euro, que volvió a situarse en 1,0780 $.





El mercado del petróleo sigue en tendencia bajista después de que las cifras de la Administración de Información Energética (EIA) mostraran un aumento de los inventarios de crudo en EE.UU. El crudo Brent sube un 0,3% hasta los 82,7 $ el barril, al igual que el West Texas Intermediate (WTI), que vuelve a los 78,5 $. Copyright (c) 2024 CercleFinance.com. Todos los derechos reservados.