Tras marcar un nuevo máximo histórico poco después de la campana de apertura, en 8229 puntos, la bolsa parisina cedió parte de sus ganancias: al final de la campana, el índice parisino terminó no obstante la sesión con una subida del 0,22%, en 8179 puntos, ayudado por Teleperformance (+2,5%) y URW (+1,9%).

Los inversores acogieron con satisfacción los anuncios de la Reserva Federal, que confirmó ayer que seguía planeando tres recortes de tipos este año (frente a los 7 u 8 previstos para finales de 2023).



La Fed mantuvo los tipos sin cambios, como se esperaba, el miércoles por la noche, pero su comunicado sugería que la ralentización de la inflación -aunque desigual- podría permitirle relajar la política monetaria en los próximos meses. Las nuevas y esperadas proyecciones de tipos de interés de la Fed, los llamados dot plots, siguen mostrando tres recortes de tipos en 2024, seguidos de otras tres reducciones del coste del dinero en 2025.



Según el barómetro FedWatch de la CME, los operadores valoran ahora la probabilidad de un recorte de los tipos de interés en junio en casi un 72%, frente al 60% de antes de la reunión de la Fed. La sesión estuvo marcada por una serie de estadísticas, entre ellas las ventas de viviendas antiguas en Estados Unidos.


Según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR), las ventas aumentaron un 9,5% entre enero y febrero hasta alcanzar una tasa anualizada de 4,38 millones, ajustada estacionalmente. El precio medio de venta alcanzó los 384.500 dólares, un 5,7% más interanual, y el stock de viviendas existentes sin vender aumentó un 5,9% hasta alcanzar los 1,07 millones a finales de febrero, o 2,9 meses al ritmo actual.



El crecimiento del sector privado estadounidense fue ligeramente menos dinámico en marzo, a pesar del buen estado de forma de la industria manufacturera. Además, según la última encuesta PMI a directivos realizada por S&P Global, el índice compuesto "flash" -que mide la actividad en los servicios y la industria- cayó a 52,2 este mes, frente a 52,5 el mes pasado.



En los servicios, el PMI cayó a 51,7, tras el 52,3 de febrero, pero subió a 52,5 en el sector manufacturero, frente al 52,2 del mes pasado, para alcanzar un máximo de casi dos años. El índice de indicadores adelantados de Estados Unidos repuntó en febrero, gracias sobre todo a la salud del mercado bursátil, anunció el jueves el Conference Board.



Este indicador adelantado, que se supone que predice la tendencia general de la economía estadounidense en los próximos meses, subió un 0,1% el mes pasado, tras haber caído un 0,4% en enero (frente al -0,2% esperado). A pesar de esta sorpresa positiva, el ConfBoard afirma que considera que hay factores que pueden lastrar el crecimiento, al que ve ralentizándose en el segundo y tercer trimestres debido al impacto de los elevados tipos de interés en el gasto de los consumidores.



Casi el 24% de las empresas informaron de un aumento de la actividad general este mes, mientras que el 21% informaron de caídas; el 52% informaron de que no había habido cambios. El índice de nuevos pedidos volvió a terreno positivo por primera vez desde octubre, pasando de -5,2 en febrero a 5,4 en marzo.

El índice de envíos corrientes subió 1 punto hasta 11,4 en marzo, su nivel más alto desde agosto de 2022. En general, las empresas siguieron informando de una caída del empleo.

El índice de empleo subió 1 punto hasta situarse en -9,6 en marzo, el undécimo dato negativo en 13 meses. Al igual que su homólogo estadounidense, el Banco de Inglaterra también optó por el "statu quo" a mediodía, pero el mercado anticipa el inicio de un cambio en su política monetaria durante la segunda mitad del año.

En Europa, la mañana estuvo dominada por la publicación de los últimos indicadores PMI de la zona euro: el índice PMI compuesto flash HCOB de la actividad global de la zona euro se situó en 49,9 en marzo, frente al 49,2 de febrero, lo que indica que los niveles de actividad prácticamente se han estabilizado en marzo.



Con la caída de los precios de la energía y la perspectiva de una bajada de tipos del BCE en junio, hay motivos para esperar una mejora del sentimiento", pronostican los economistas de Oddo BHF. En el mercado de renta fija, la deuda pública estadounidense reaccionó muy tímidamente a la declaración de la Fed: tras -1Pt el día anterior, el "10 años" se recuperó +1Pt hasta el 4,28%.


Las cosas fueron un poco más positivas en Europa, con los OAT bajando 2,5 pts hasta el 2,85% y los Bunds bajando 3 pts hasta el 2,4050%. El billete verde recuperó todo el -0,6% que había perdido el día anterior y volvió a subir hacia los 1,086 $ frente al euro.


La onza de oro superó la barrera de los 2.200 $ y se estableció en 2.180 $, un 0,9% más. En noticias de empresas francesas, Korean Air ha firmado un contrato con Airbus para la compra de 33 aviones de la familia A350.

El acuerdo, que incluye 27 A350-1000 y seis A350-900, está valorado en 13.700 millones de dólares. La Agencia Francesa de Adquisiciones para la Defensa (DGA) ha recibido los dos Rafale biplaza "B364" y "B363" en las instalaciones de Dassault Aviation en Mérignac (Gironda), según anunció el Ministerio de Defensa francés.

Orpea gana un 3% tras el +20% de la víspera, con los inversores acogiendo favorablemente el cambio de nombre del operador de residencias de ancianos a "emeis", presentado como una "nueva etapa en su historia".






Thales anuncia que ha firmado un memorando de entendimiento (MoU) con Skyguide para promover arquitecturas abiertas en los sistemas de gestión del tráfico aéreo (ATM), basadas en la plataforma OpenSky de Thales. Orange informa de que Totem, la filial TowerCo de Orange, ha comenzado a desplegar 5G en los túneles de la futura línea 15 Sur del Grand Paris Express. Copyright (c) 2024 CercleFinance.com. Todos los derechos reservados.