Durante mucho tiempo, la bolsa parisina se mantuvo un poco aletargada, en torno al +0,3% esta mañana (alrededor de 8.045 puntos), lo justo para terminar la semana en verde con un +0,1 o +0,2%... pero el mercado cambió repentinamente de cara tras la publicación del índice "PCE". El CAC40 aceleró y ganó un +1,1% hasta superar los 8.105 puntos, ayudado por Saint-Gobain, que se hizo con un 6% al día siguiente de sus resultados trimestrales.
Kering también recuperó algo de color (+4%) tras sus recientes decepciones, mientras que Teleperformance completó el podio de los valores más rentables del CAC con una ganancia del 3%. En Wall Street, las subidas están servidas: el S&P500 gana un +1% y el Nasdaq un +2%.

Aunque la temporada de resultados está en pleno apogeo a ambos lados del Atlántico, el acontecimiento principal de la sesión tuvo lugar a las 14:30 con la publicación del índice de inflación PCE estadounidense, que probablemente influirá en las futuras decisiones de política monetaria: salió en +2,7% en marzo, frente al 2,5% de febrero, con la tasa subyacente (excluidos la energía y los alimentos) manteniéndose estable en el 2,8% intermensual.

La inflación estadounidense es por tanto ligeramente superior a lo esperado por los economistas, que en Jefferies preveían una tasa del 2,6% en datos no ajustados y del 2,7% en datos subyacentes.
El Departamento de Comercio también informó de que el gasto de los hogares estadounidenses aumentó un 0,8% en marzo en comparación con el mes anterior, mientras que los ingresos de los hogares aumentaron un 0,5%.


La confianza de los consumidores estadounidenses se deterioró más de lo estimado inicialmente en abril, según mostraron el viernes los resultados definitivos de la encuesta mensual de la Universidad de Michigan. El índice de confianza se situó finalmente en 77,2, por debajo de la primera estimación (77,9) y en fuerte descenso respecto al nivel de 79,4 alcanzado en marzo.



La valoración de los hogares sobre su situación actual fue la que más se deterioró, hasta 79 desde 82,5 el mes pasado. El componente de expectativas cayó hasta 76 este mes desde 77,4 en marzo.



Pero Wall Street, como en la víspera, se concentra en los resultados trimestrales y se deja seducir por buenas sorpresas como Microsoft (+2,6%) y Alphabet (+10,5%). La tensión se suaviza inesperadamente en los mercados de renta fija, con el rendimiento de la deuda estadounidense a 10 años bajando 5 puntos hasta el 4,655%, los Bunds bajando 6 puntos hasta el 2,563% y nuestras OAT bajando 7,2 puntos hasta el 3,050%.



La probabilidad estimada de un recorte de tipos en junio, que se situaba hace un mes en casi el 64% según la herramienta FedWatch de CME Group, ha retrocedido hoy hasta cerca del 12%. A la vista de este barómetro, las expectativas de un recorte de tipos en septiembre han retrocedido hasta el 44%, casi a la par con el escenario de una continuación del "statu quo" (40%).

A la espera de la publicación del PCE, el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años bajó ligeramente hasta el 4,68%, tras superar ayer el 4,7%, su nivel más alto desde noviembre.

Hace unos meses, los rendimientos a largo plazo habían caído en previsión de un pivote monetario más temprano", señala Oddo BHF.

Ahora que el mercado está retrasando el pivote, los rendimientos a largo han vuelto a caer.

Es probable que los sectores más sensibles a las condiciones financieras vuelvan a sufrir", añade el banco privado. Tenga en cuenta que el petróleo ha subido con fuerza en 24 horas (+1,5%) y que el crudo Brent cotiza en torno a los 89,5 $, lo que puede explicar el repunte de Total Energie (+2,5%).

En otras noticias de empresas francesas, Saint-Gobain publicó anoche unas ventas de 11.400 millones de euros en el primer trimestre, un 5,8% menos en términos comparables, afectadas por el descenso de las nuevas construcciones en Europa, pero impulsadas por el crecimiento en América y Asia-Pacífico.


Saint-Gobain ha declarado que aspira a un margen operativo de dos dígitos en 2024, por cuarto año consecutivo. Esta mañana, Safran ha anunciado unas ventas de 6 220 millones de euros en los tres primeros meses de 2024, un 18,1% más en términos declarados y un 19,1% más en términos orgánicos, con un crecimiento de dos dígitos en todos sus negocios.


Airbus registró un Ebit ajustado consolidado -una medida de su rendimiento comercial- de 577 millones de euros en los tres primeros meses del año, frente a los 773 millones de euros del año anterior. Las ventas aumentaron un 9% interanual, hasta 12.800 millones de euros, sobre la base de 142 entregas de aviones comerciales, frente a las 127 del primer trimestre de 2023.

El viernes, TotalEnergies informó de una caída del 22% en el beneficio neto ajustado del primer trimestre, aunque calificó sus resultados de "sólidos" y en línea con sus objetivos para el ejercicio 2024.

El grupo obtuvo un beneficio neto ajustado de 5.100 millones de dólares en los tres primeros meses del año, frente a los 6.500 millones de un año antes. Por último, URW registró unas ventas de 942,8 millones de euros en el primer trimestre, un 3,7% más que el año anterior.

En términos comparables, las ventas aumentaron un 10,5%. Copyright (c) 2024 CercleFinance.com. Todos los derechos reservados.