FRANKFURT (dpa-AFX) - Tras su fuerte jornada anterior, el Dax volvió a caer el viernes. Al igual que los valores tecnológicos estadounidenses, las bolsas locales también consolidaron sus recientes ganancias. El panorama se caracteriza por la incertidumbre política y de política monetaria. La importante caída de los mercados de futuros apenas sirvió de impulso.

El índice líder Dax entró en el fin de semana con una caída del 0,50% hasta los 18.163,52 puntos. No obstante, se mantuvo muy por encima de la marca de los 18.000 puntos, por debajo de la cual había caído temporalmente hace una semana y a principios de semana. La ganancia semanal del Dax fue del 0,9%.

El MDax de empresas medianas perdió un 1,63% hasta los 25.296,18 puntos el último día de cotización de la semana. El índice de segunda línea SDax, que celebra su 25 aniversario este viernes, cayó un 0,86 por ciento hasta los 14.473,71 puntos.

"El supuesto aumento del apetito por el riesgo esta semana tiene más causas técnicas que mejoras fundamentales", afirmó el analista Pierre Veyret, del broker Activtrades. Por ejemplo, los especuladores han estado cubriendo sus apuestas a la baja. Cree que la volatilidad en los mercados bursátiles seguirá siendo alta hasta que los inversores tengan más claridad sobre la futura situación política en Francia./ajx/mis