Los índices cayeron con fuerza en la Piazza Affari y, en general, en todos los mercados europeos, con el Ftse Mib deslizándose a su nivel más bajo desde principios de mayo.

En los mercados bursátiles pesó, según un operador, la ampliación del diferencial entre el bono francés a diez años y el bund alemán, que alcanzó los 68,5 puntos básicos.

El operador añade que existe incertidumbre sobre la bajada de tipos de la Fed, unida al resultado de las elecciones europeas, con las mayores repercusiones en Francia y Alemania.

Los bancos cayeron con fuerza, y el índice del sector retrocedió un 2,5%. El sector automovilístico también cayó con fuerza ante las noticias de aranceles europeos a las importaciones de coches eléctricos chinos.

Stellantis cayó un 2,9%.

Hacia las 16.45 horas, el índice Ftse Mib perdió un 1,92%.

(Giancarlo Navach, edición Gianluca Semeraro)