SHANGHAI, 6 feb (Reuters) - Las acciones chinas repuntaron con fuerza el martes, y los valores de primer orden iban camino de registrar la mayor subida en un día desde 2022, gracias al apoyo de los fondos estatales, a los esfuerzos por frenar las ventas en corto y a la noticia de que el presidente Xi Jinping discutirá el mercado bursátil con los reguladores financieros.

El índice CSI 300 de China y el índice compuesto de Shanghái avanzaban más de un 3% en las últimas operaciones, ampliando las subidas anteriores después de que Bloomberg News informara de que los reguladores liderados por el regulador de valores planean poner al día a los máximos dirigentes sobre las condiciones del mercado.

El índice de referencia Hang Seng de Hong Kong también ganaba aproximadamente un 4%, con el gigante tecnológico subiendo más de un 6,5% para liderar las ganancias.

El repunte se produce después de que el índice CSI 300 tocara mínimos de cinco años en las últimas semanas, y de que los inversores respaldados por el Estado, apodados el "equipo nacional", intensificaran las compras de fondos de índices de seguimiento de valores de primera fila para apoyar al mercado.

Haciendo un esfuerzo evidente por levantar el mercado, el fondo estatal chino Central Huijin Investment declaró el martes que había ampliado su ámbito de inversión en fondos cotizados (ETF) y que seguiría aumentando dichas inversiones.

Asimismo, el regulador de valores chino anunció que suspenderá el préstamo de acciones por parte de las agencias de valores y limitará el volumen de la denominada refinanciación de valores, como parte de sus esfuerzos por frenar las ventas al descubierto.

En lo que va de sesión, los inversores extranjeros han comprado más de 13.500 millones de yuanes (1.880 millones de dólares) en acciones chinas a través del Stock Connect, lo que supone la mayor compra neta diaria de este año.

(Información de Shanghai Newsroom; editado por Jamie Freed; editado en español por Javi West Larrañaga)