23 abr (Reuters) - El índice bursátil español IBEX 35 prolongaba el martes el repunte de la víspera y vislumbraba ya el nivel psicológico de los 11.000 puntos, animado por la sensación de desescalada geopolítica y la asimilación de un nuevo horizonte monetario.

Invitaban a la cautela, no obstante, las citas macroeconómicas que se publicarán a finales de la semana (PIB y deflactor de consumo de EEUU el jueves y viernes, respectivamente), mientras los inversores analizan las cifras de la recién iniciada temporada de resultados empresariales.

Analistas de Bankinter señalaron, en cualquier caso, que el mercado podría haber digerido el empeoramiento de los escenarios de política internacional --mayor riesgo de escalada en Oriente Próximo-- y monetaria --tipos de interés más altos durante más tiempo--, por lo que hay potencial para subidas en la renta variable.

"Identificamos 2 conclusiones constructivas derivadas de lo sucedido hasta ahora en abril y 2 referencias conceptualmente potentes que dirigirán el mercado a lo largo de esta semana", indicaron en un informe esta semana.

"Conclusión constructiva 1: Consideramos altamente probable que ya haya concluido el ajuste sobre los bonos (TIR al alza, precios a la baja) consecuencia de una visión más 'hawkish'/dura sobre las bajadas de tipos, sobre todo por parte la Fed. Conclusión constructiva 2: El mercado aprende a convivir con una geoestrategia más delicada, de riesgo superior, a la vista del modesto impacto que ha tenido la represalia de Israel sobre Irán. Ambas conclusiones tienen efectos constructivos sobre el mercado", explicaron.

Irán dijo el viernes que no tenía previsto tomar represalias tras un aparente ataque israelí con drones dentro de sus fronteras, que, a su vez, se produjo después de un ataque iraní con misiles y drones sin precedentes contra Israel días antes. Teherán restó importancia al ataque, lo que fue interpretado como una señal de desescalada regional.

Por lo demás, durante la jornada se conocerán los sondeos empresariales PMI de abril, que según analistas de la casa de valores Renta 4 podrían apuntar "a estabilidad en el caso americano y británico, mientras que podríamos ver mejora tanto del manufacturero como del componente de servicios en la Eurozona".

A las 0705 GMT del martes, el selectivo bursátil español IBEX 35 subía 75,10 puntos, un 0,69%, hasta 10.965,80 puntos, su nivel más alto desde el 4 de abril, cuando aún cerró por encima de los 11.000 puntos. El índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 avanzaba un 0,66%.

Destacaba la caída de Enagás, que perdía casi un 1% tras anunciar sus cifras del primer trimestre, que mostraron un descenso en su beneficio neto de explotación.

En el sector bancario, Santander subía un 0,85%, BBVA se anotaba un 1,05%, Caixabank avanzaba un 0,56%, Sabadell ganaba un 0,67%, y Bankinter se dejaba un 0,11%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica se anotaba un 0,39%, Inditex avanzaba un 1,46%, Iberdrola se revalorizaba un 0,17%, Cellnex ganaba un 0,74% y la petrolera Repsol subía un 0,74%.

(Información de Tomás Cobos; editado por Benjamín Mejías Valencia)