17 may (Reuters) - Tras tocar máximos de casi nueve años esta semana, el IBEX 35 abría con pocos cambios el viernes, ante un contexto de moderación de las apuestas sobre los tipos de interés, tras datos macroeconómicos contradictorios en EEUU y comentarios que invitaban a la cautela tanto en la Reserva Federal como en el BCE.

El miércoles, los datos del IPC de Estados Unidos mostraron un enfriamiento de la inflación, lo que llevó a los mercados a valorar al menos dos recortes de tipos, pero el entusiasmo se vio frenado el jueves con la publicación de la cifra de desempleo, que señalaba que el mercado laboral sigue teniendo poca mano de obra disponible.

A las dudas sobre el panorama monetario se sumaron las palabras de John Williams, presidente de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York, que indicó que en el corto plazo no veía motivos para un recorte de tipos por parte el banco central estadounidense.

Los responsables de política monetaria de la Fed todavía no se han pronunciado sobre el calendario de recortes, pero los operadores prevén una relajación de unos 47 puntos básicos en el conjunto del año, y sitúan en cerca de un 70% las probabilidades de una primera bajada de septiembre, según los futuros de tipos de interés en la herramienta IRPR de LSEG.

Los recelos también llegaban a la zona del euro, donde los dirigentes del Banco Central Europeo (BCE) ya casi dan por sentado un recorte en junio pero los consiguientes están en entredicho.

Isabel Schnabel, miembro del Consejo del Banco Central Europeo, abogó por la cautela en una entrevista en el diario japonés Nikkei, argumentando que una reducción en julio no estaba justificada y subrayando que el camino más allá de junio es "mucho más incierto".

Con todo, Bankinter señala en un informe diario que "el tono del mercado continúa positivo (acumulamos ya cuatro semanas consecutivas de subidas en Wall Street) en un entorno de macro y micro complacientes y a la espera de las próximas reuniones de bancos centrales en junio, donde no es descartable que veamos las primeras bajadas de tipos por parte de BCE y BoE (Banco de Inglaterra)".

Estos analistas achacan la tendencia del viernes a "cierta consolidación de niveles", después de que el miércoles el IBEX 35 tocara su nivel más alto desde el 23 de julio de 2015.

Los inversores no tendrán muchos datos a los que agarrarse en la jornada, pero tendrán la vista puesta en la cifra del IPC de la Eurozona, que se publicará a las 0900 GMT.

A las 07:38 GMT del viernes, el selectivo bursátil español IBEX 35 subía 5,90 puntos, un 0,05%, hasta 11.305,20 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 retrocedía un 0,23%.

En el conjunto de la semana, el IBEX 35 muestra un alza del 1,66%.

El sector bancario apenas variaba: Santander subía un 0,06%, BBVA se anotaba un 0,16%, Caixabank avanzaba un 0,44%, Sabadell ganaba un 0,40%, Bankinter se revalorizaba un 0,40% y Unicaja Banco perdía un 0,15%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica se anotaba un 0,22%, Inditex cedía un 1,15%, Iberdrola se dejaba un 0,36%, Cellnex ganaba un 0,06% y la petrolera Repsol subía un 0,78%.

Destacaba la caída de Colonial, que retrocedía un 1,4% después de que el jueves anunciara que Criteria elevará su participación en la empresa mediante una ampliación de capital. En las dos sesiones anteriores el valor registró subidas diarias del 4%.

(Información de Javi West Larrañaga; editado por Tomás Cobos)