El Departamento de Estado estadounidense ha aprobado la posible venta a Taiwán de aviones no tripulados y misiles por un valor estimado de 360 millones de dólares, según informó la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa del Pentágono.

Estados Unidos está obligado por ley a proporcionar a Taiwán, reclamado por China, los medios para defenderse a pesar de la falta de lazos diplomáticos formales, para enfado constante de Pekín.

China ha estado intensificando la presión militar contra Taiwán, incluso organizando juegos de guerra alrededor de la isla el mes pasado tras la toma de posesión de Lai Ching-te como presidente.

La venta "contribuirá a mejorar la seguridad del receptor y ayudará a mantener la estabilidad política, el equilibrio militar y el progreso económico en la región", declaró el Pentágono en declaraciones separadas el martes en Estados Unidos.

La venta incluye municiones de merodeo antipersonal y antiblindaje Switchblade 300 y equipos relacionados por un coste estimado de 60,2 millones de dólares, y aviones no tripulados ALTIUS 600M-V y equipos relacionados por un coste estimado de 300 millones de dólares, añadió la agencia. Las municiones de merodeo son pequeños misiles guiados que pueden volar alrededor de una zona objetivo hasta que se les ordena atacar.

El ministerio de Defensa de Taiwán expresó su agradecimiento, especialmente por los esfuerzos estadounidenses para aumentar la venta de armas a la isla. Taiwán se ha quejado repetidamente del retraso en las entregas.

"Ante las frecuentes operaciones militares de los comunistas chinos en torno a Taiwán, estos artículos de venta de armas acordados con EEUU tendrán la capacidad de detectar y atacar en tiempo real, y podrán responder rápidamente a las amenazas enemigas", declaró en un comunicado.

La paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán requieren la buena voluntad de China, añadió el ministerio.

"Se espera que el Ejército Popular de Liberación ponga fin a sus operaciones militares opresivas en torno a Taiwán y contribuya conjuntamente a la estabilidad regional".