Los pedidos de exportación de Taiwán aumentaron menos de lo previsto en marzo, pero el gobierno dijo que espera que la creciente demanda de aplicaciones de inteligencia artificial (IA) impulse la futura demanda de productos de alta tecnología de la isla.

Los pedidos de exportación subieron el mes pasado un 1,2% respecto al año anterior, hasta los 47.160 millones de dólares, según informó el Ministerio de Economía el lunes, por debajo del aumento del 3,55% que se había pronosticado en una encuesta de Reuters. Los pedidos bajaron un 10,4% en febrero.

Los pedidos de bienes procedentes de Taiwán, sede de gigantes tecnológicos como el fabricante de chips TSMC, son un barómetro de la demanda tecnológica mundial.

"La demanda de IA, computación de alto rendimiento (HPC) y la industria de la nube siguió aumentando, mientras que la demanda de bienes tradicionales aún no se ha recuperado significativamente", dijo el Ministerio de Economía en un comunicado.

De cara al futuro, el ministerio dijo que espera que los pedidos de exportación en abril aumenten entre un 1,2% y un 5,9% respecto al año anterior.

El ministerio citó riesgos como el impacto de los elevados tipos de interés en Estados Unidos y Europa, las disputas comerciales entre China y Estados Unidos y una incertidumbre geopolítica más amplia.

Sin embargo, "la demanda de nuevas aplicaciones como la HCP y la IA está aumentando, lo que impulsa la demanda de nuestra cadena de suministro de semiconductores y servidores y ayuda a sostener el impulso de los pedidos de exportación", añadió.

La primera parte del año es tradicionalmente la temporada baja para los pedidos de productos de alta tecnología de la isla.

Los pedidos de Taiwán en marzo de productos de telecomunicaciones aumentaron un 4,3% respecto al año anterior, mientras que los de productos electrónicos subieron un 12,0% interanual, según el informe.

Los pedidos procedentes de China aumentaron un 7,7% frente a la caída del 5,5% del mes anterior. Los pedidos procedentes de Estados Unidos bajaron un 2,2%, reduciéndose desde el descenso del 5,8% registrado en febrero.

Los pedidos procedentes de Europa cayeron un 6,2%, mejorando la caída del 35,6% de febrero.

Desde Japón, los pedidos cayeron un 18,0% el mes pasado, frente a una contracción del 28% en febrero. (Reportaje de Roger Tung y Faith Hung; Edición de Sharon Singleton)