Los principales índices de Wall Street cotizaban mixtos el jueves, mientras los inversores evaluaban una lectura clave de la inflación y los comentarios de los funcionarios de la Reserva Federal para calibrar el calendario de posibles recortes de los tipos de interés.

Un informe del Departamento de Comercio mostró que los precios estadounidenses repuntaron en enero en línea con las expectativas, en medio de fuertes ganancias en los costes de los servicios, pero el aumento anual de la inflación fue el menor en tres años.

Los operadores aumentaron las apuestas a que la Fed recortará los tipos de interés en junio tras los datos del PCE.

Sin embargo, las acciones estadounidenses perdieron impulso tras un inicio de jornada positivo.

El presidente de la Fed de Atlanta y miembro con derecho a voto, Raphael Bostic, hizo hincapié en un enfoque de la política monetaria dependiente de los datos, y afirmó que iba a ser un camino lleno de baches hacia el objetivo de inflación del 2% de la Fed.

"Los responsables políticos de la Fed siguen centrándose principalmente en la inflación, y verán el repunte del deflactor del PCE subyacente en enero como una confirmación de su inclinación a ralentizar los recortes de tipos", afirmó Bill Adams, economista jefe de Comerica Bank.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Austan Goolsbee, el jueves

dijo que

que cree que aún hay margen para que el aumento de la oferta de mano de obra reduzca aún más la inflación.

Los informes sobre los precios al consumo y al productor de principios de febrero, que señalaban una inflación pegajosa así como un enfoque cauteloso por parte de los responsables políticos de la Reserva Federal, habían llevado a los inversores a retrasar las expectativas de recortes de tipos hasta junio.

A principios de este año, los operadores apostaban por marzo como punto de partida del ciclo de relajación de la Fed.

Mientras tanto, las peticiones iniciales de subsidio de desempleo de la semana finalizada el 24 de febrero se situaron en 215.000, por encima de las expectativas de 210.000, según los economistas encuestados por Reuters.

A las 11:52 a.m. ET, el Promedio Industrial Dow Jones bajaba 89,69 puntos, o 0,23%, a 38.859,33, el S&P 500 subía 3,02 puntos, o 0,06%, a 5.072,78, y el Nasdaq Composite subía 33,10 puntos, o 0,21%, a 15.980,83.

Los tres principales índices de Wall Street se encaminan a su cuarto avance mensual consecutivo, con el Nasdaq, de gran peso tecnológico, a la cabeza, gracias a unos sólidos beneficios trimestrales y a un repunte estelar impulsado por el optimismo en torno a la inteligencia artificial.

Siete de los 11 principales subíndices del S&P 500 avanzaron el jueves, con los valores inmobiliarios sensibles a los tipos liderando las ganancias.

Los valores de megacapitalización fueron mixtos, con Nvidia, la niña mimada de la inteligencia artificial, superando a sus homólogos con un avance del 1,6%.

Mantuvo al Dow bajo presión un descenso del 1,9% en las acciones de Boeing tras conocerse una investigación del Departamento de Justicia.

Snowflake se desplomó un 19,8% después de que la empresa de análisis de datos en la nube pronosticara unos ingresos por productos en el primer trimestre por debajo de las estimaciones de Wall Street.

Paramount Global subió un 3,1%, ya que el conglomerado mediático registró un beneficio sorpresa gracias a las ganancias del streaming.

Mientras tanto, el Congreso de EE.UU. hará un intento de última hora para evitar un cierre parcial del gobierno el jueves.

Los valores al alza superaron a los a la baja en una proporción de 2,27 a 1 en la Bolsa de Nueva York y de 1,52 a 1 en el Nasdaq.

El índice S&P registró 49 nuevos máximos de 52 semanas y un nuevo mínimo, mientras que el Nasdaq registró 113 nuevos máximos y 40 nuevos mínimos.