Tras terminar la semana con una fuerte subida del 1,56%, hasta los 4.415 puntos, el viernes pasado, siguiendo la estela de los valores tecnológicos, el índice S&P500 pierde actualmente un 0,2% en las operaciones previas a la apertura, a falta de las estadísticas de hoy y a la espera de las cifras de inflación de EE.UU. de mañana. 

Desde el punto de vista gráfico, el impulso es positivo en todas las escalas temporales.

En términos horarios, la tendencia alcista no se cuestionará mientras el índice se mantenga por encima de los 4.319 puntos. 
Por otra parte, una ruptura de la zona de los 4.418 puntos debería allanar el camino hacia los 4.460.