Las bolsas estadounidenses subieron el viernes, recuperando parte de las pérdidas sufridas en la sesión anterior gracias a unos datos que mostraban una mejora de la confianza de los consumidores sobre la inflación, para situar al Nasdaq y al S&P 500 en la senda de una quinta subida semanal consecutiva.

Sin embargo, el Dow se disponía a romper su rally de cinco semanas un día después de registrar su mayor caída porcentual diaria en más de un año.

El Nasdaq subió más de un 1% en la jornada.

El Departamento de Comercio dijo que los nuevos pedidos de bienes de capital clave fabricados en EE.UU.

repuntaron

más de lo esperado en abril, mientras que la Universidad de Michigan informó de que las expectativas de inflación de los consumidores mejoraron a finales de mayo tras deteriorarse a principios de mes.

"Los datos han llegado un poco mejor de lo que la gente pensaba esta mañana. Los bienes duraderos fueron una cifra bastante sólida. ... Y luego el sentimiento del consumidor, no genial, pero no malo, mejor de lo que la gente esperaba", dijo Rob Haworth, estratega de inversión senior de U.S. Bank Wealth Management en Seattle.

"Se trata de un rebote en el que la gente piensa que quizá las cosas no están tan mal como pensábamos, que quizá hay margen para que la Fed recorte los tipos y que la economía va a ir bien, y que no nos estamos desmoronando del todo".

El Promedio Industrial Dow Jones subió 72,07 puntos, o un 0,18%, hasta los 39.137,33, el S&P 500 ganó 40,81 puntos, o un 0,77%, hasta los 5.308,65 y el Nasdaq Composite subió 202,76 puntos, o un 1,21%, hasta los 16.938,79.

Los volúmenes de negociación fueron moderados antes del festivo del lunes por el Día de los Caídos.

Las acciones estadounidenses cayeron el jueves, ya que los datos económicos que indicaban un aumento de las presiones sobre los precios atemperaron las expectativas de recortes de los tipos de interés este año por parte de la Reserva Federal. Esto eclipsó los sorprendentes resultados trimestrales de Nvidia, que ayudaron a justificar las expectativas de los inversores de crecimiento de los valores relacionados con la inteligencia artificial.

Los servicios de comunicación ganaron un 1,43% como el sector con mejor comportamiento del día de los 11 principales del S&P, mientras que la tecnología, el consumo discrecional y los servicios públicos ganaron cada uno en torno a un 1%.

Los mercados están valorando en un 49,4% la posibilidad de un recorte de tipos en su reunión de septiembre, por debajo del 54,8% de hace una semana, según mostró la herramienta FedWatch de CME. Goldman Sachs retrasó a septiembre su previsión de una primera relajación desde julio.

Los valores de pequeña capitalización, sensibles a los tipos de interés, también repuntaron, y el Russell 2000 subió un 0,96% tras caer un 1,6% el jueves.

Workday cayó un 14,93% después de que el proveedor de software de recursos humanos recortara su previsión de ingresos anuales por suscripciones.

Ross Stores repuntó un 8,5% tras publicar unos resultados del primer trimestre por encima de las estimaciones y elevar su previsión de beneficios anuales.

Con la temporada de resultados prácticamente concluida, los datos de LSEG hasta el viernes por la mañana mostraban que de las 480 empresas del S&P 500 que han presentado resultados, el 77,9% han superado las expectativas de los analistas, justo por debajo de la tasa de superación del 79% de los últimos cuatro trimestres, pero por encima de la media del 67% desde 1994.

Los avances superaron a los descensos en una proporción de 3,01 a 1 en la Bolsa de Nueva York y de 1,77 a 1 en el Nasdaq.

El índice S&P registró 27 nuevos máximos de 52 semanas y cinco nuevos mínimos, mientras que el Nasdaq Composite registró 58 nuevos máximos y 101 nuevos mínimos.