Trinidad y Tobago recibió seis ofertas de BP, Shell y el productor estadounidense de esquisto EOG Resources sobre cuatro bloques para explorar en busca de petróleo y gas al cerrarse el lunes su subasta de aguas poco profundas para 2023.

Trinidad tiene previsto anunciar los ganadores dentro de cuatro meses, según declaró el ministro de Energía, Stuart Young, al cierre de la subasta.

Las tres empresas pujaron por el bloque UC modificado, que se encuentra cerca de los yacimientos productores de Teak, Sammaan y Poui. La subasta no tuvo otros licitadores.

Trinidad es el mayor productor latinoamericano de gas natural licuado (GNL), con una capacidad instalada de 15 millones de toneladas métricas anuales del gas superenfriado. También es uno de los mayores exportadores mundiales de metanol y amoníaco, pero sus plantas han estado funcionando por debajo de su plena capacidad en los últimos años debido a la falta de gas.

En octubre de 2023, el gobierno de Trinidad sacó a licitación 13 bloques. Según los resultados del lunes, nueve de los 13 bloques no recibieron ningún interés y todas las ofertas procedían de empresas que ya operan en la isla caribeña.

EOG Resources pujó por tres bloques, el UC Modificado; el Lower Reverse L, que está al oeste del descubrimiento Manatee de Shell y en la frontera con la vecina Venezuela; y el NCMA 4, en una zona operada por Shell.

Shell presentó una oferta por el UC Modificado, mientras que BP, que presentó una oferta por el UC Modificado, también presentó una oferta por el NCMA 2, que se encuentra al norte de Trinidad y no en la cuenca de Columbus, donde la empresa lleva operando desde los años setenta.

Trinidad introdujo varios cambios en las condiciones fiscales para atraer más ofertas tras el fracaso de su ronda de licitaciones de 2019, entre ellos la reducción de la responsabilidad fiscal para los productores de aguas poco profundas, el aumento de la recuperación de costes al 60% desde el 50%, la reducción del impuesto sobre beneficios extraordinarios al 50% desde el 70%, el aumento del periodo de exploración a ocho años desde seis años y la reducción de la tasa de licitación a 30.000 dólares desde 40.000 dólares.