WASHINGTON, 30 nov (Reuters) -Estados Unidos ha reiterado su amenaza de "reconsiderar" las medidas que ha tomado para el mes pasado para aliviar las sanciones a Venezuela, si el presidente Nicolás Maduro no cumple con ciertos compromisos antes de la fecha límite del jueves, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

La "recuperación" del levantamiento parcial de las sanciones estadounidenses marcaría un cambio importante con respecto al nuevo enfoque del presidente Joe Biden hacia Venezuela, que se anunció en respuesta al acuerdo firmado entre el gobierno de Maduro y la oposición del país para celebrar elecciones en 2024.

La administración de Biden reiteró que ha transmitido al país latinoamericano que debe, a finales de noviembre, definir medidas para levantar inhabilitaciones a candidatos de la oposición, comenzar la liberación de presos políticos venezolanos y también de estadounidenses injustamente detenidos", añadió el portavoz.

En el levantamiento más significativo de las sanciones de la era Trump, Washington emitió una licencia general de seis meses para el sector de petróleo y gas de Venezuela y una segunda licencia general que autoriza las operaciones de la compañía estatal de oro Minerven, y además eliminó la prohibición sobre la negociación en el mercado secundario de bonos soberanos venezolanos.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, había prometido "revertir" esas medidas si Maduro no proporcionaba un cronograma y un proceso para reinstalar a todos los candidatos inhabilitados y "comenzar la liberación de todos los ciudadanos estadounidenses y presos políticos venezolanos detenidos injustamente" antes de finales de noviembre.

El portavoz del Departamento de Estado no utilizó el término "revertir", sino que dijo: "Si Maduro y sus representantes no siguen estos pasos, reconsideraremos los pasos que hemos tomado para aliviar algunas sanciones". Un funcionario estadounidense dijo que esto no significaba un "cambio de política".

El gobierno venezolano no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Jorge Rodríguez, jefe de la delegación de Maduro en el diálogo político con la oposición, dijo a mediados de noviembre que el gobierno "no acepta ultimátum de nadie".

Si Estados Unidos considera que las acciones de Maduro son insuficientes, no quedó inmediatamente claro en qué medida o con qué rapidez revocaría el alivio de las sanciones.

"No hemos visto ningún progreso todavía", dijo el portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, a los periodistas el jueves cuando se le preguntó si Maduro estaba cumpliendo con sus compromisos y si Estados Unidos estaba preparado para volver a imponer sanciones. "Veremos qué deciden hacer los venezolanos".

El gobierno venezolano podría permitir que progresen las apelaciones de las inhabilitaciones en los tribunales como una forma de cumplir parcialmente con las demandas de Estados Unidos, dijeron fuentes a Reuters esta semana.

La ganadora de las primarias presidenciales de la oposición, María Corina Machado, tiene prohibición para ejercer cargos públicos.

Tras el acuerdo de Barbados en octubre, el gobierno venezolano liberó a cinco presos políticos, pero no ha habido nuevas liberaciones desde entonces.

(Reporte de Matt Spetalnick; Editado en Español por Aida Peláez-Fernández y Mayela Armas)