Los precios del petróleo subieron el miércoles ante las optimistas perspectivas de la demanda mundial publicadas por la Administración de Información Energética de EE.UU. y la OPEP, reforzadas por los datos de la industria que mostraron que los inventarios de crudo en EE.UU. cayeron más de lo esperado la semana pasada.

Los futuros del crudo Brent subieron 37 centavos, o un 0,45%, a 82,29 dólares el barril a las 0400 GMT, mientras que los futuros del crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) ganaron 46 centavos, o un 0,6%, a 78,36 dólares.

La EIA elevó su previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2024 a 1,10 millones de barriles diarios desde una estimación anterior de 900.000 bpd, mientras que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantuvo su previsión para 2024 de un crecimiento relativamente fuerte de la demanda mundial de petróleo, citando las expectativas de viajes y turismo en el segundo semestre.

Los precios habían bajado más de un 2% la semana pasada después de que la OPEP y sus aliados dijeran que eliminarían gradualmente los recortes de producción a partir de octubre.

"El crudo subió porque la OPEP mantuvo sus previsiones de fortalecimiento de la demanda", señalaron los analistas de ANZ en una nota, añadiendo que la demanda de petróleo estará probablemente impulsada por China y otras economías emergentes.

"A pesar de que la semana pasada anunció que empezará a eliminar gradualmente algunos de los recortes voluntarios a finales de este año, sus previsiones sugieren que debería ser fácilmente aceptado por el mercado".

Mientras tanto, las reservas estadounidenses de crudo cayeron en 2,428 millones de barriles en la semana que finalizó el 7 de junio, según fuentes del mercado que citan cifras del Instituto Americano del Petróleo. El descenso fue mayor de lo que esperaban los analistas encuestados por Reuters.

Los datos de la EIA, el brazo estadístico del gobierno estadounidense, se publicarán el miércoles a las 10:30 a.m. EDT (1430 GMT).

Los inversores también esperan con interés el informe del índice de precios al consumo de Estados Unidos, que se publicará antes de la campana del miércoles, y el anuncio de política monetaria del banco central estadounidense, previsto para más tarde ese mismo día.

"Las expectativas de una Fed moderada en la próxima reunión deberían apoyar el impulso alcista del petróleo hoy", dijo Tina Teng, analista de mercado independiente, ya que una postura moderada estimularía el crecimiento económico e impulsaría la demanda de petróleo.

"Sin embargo, la desaceleración económica mundial podría seguir siendo un factor bajista a largo plazo".

En China, el mayor importador de crudo del mundo, la inflación al consumo se mantuvo estable en mayo, mientras que el descenso de los precios al productor se suavizó, lo que indica que Pekín tendrá que hacer más para apuntalar la débil demanda interna y una recuperación económica desigual.