Las acciones indias registraron el martes su peor sesión en más de cuatro años, ya que las tendencias de las votaciones mostraron que la alianza del primer ministro Narendra Modi se quedaba lejos de una victoria aplastante prevista.

Aunque es probable que la Alianza Democrática Nacional liderada por Modi siga formando gobierno, los analistas señalaron que el hecho de que el Partido Bharatiya Janata obtenga menos escaños podría impedir que el gobierno lleve a cabo una agresiva agenda de reformas.

El índice NSE Nifty 50 bajaba un 5,3% hasta los 22.024 puntos a las 14.45 horas IST, y el S&P BSE Sensex caía un 5,2% hasta los 72.443 puntos.

Los índices cayeron hasta un 8,5% a primera hora del día, tras alcanzar máximos históricos el lunes.

El índice de volatilidad saltó a su nivel más alto desde febrero de 2022, situándose en 31,71.

"Los mercados estaban en máximos históricos, se habían creado muchas esperanzas (sobre la mayoría del BJP) y esto se deshará en las próximas sesiones, dijo Mayuresh Joshi, jefe de investigación de renta variable de la India en William ONeil and Company.

"La atención se centrará en los anuncios políticos, ya que las reformas continuarán de cualquier forma con la obtención de un mandato absoluto por parte del BJP", dijo Joshi.

Los canales de televisión mostraron que la gobernante Alianza Democrática Nacional iba por delante en casi 293 escaños, mientras que la coalición de partidos de la oposición liderada por el Congreso iba por delante en más de 220 escaños. 272 escaños es el mínimo necesario para una mayoría simple en la cámara baja del parlamento, de 543 miembros.

Los operadores dijeron que la venta por parte de operadores de alta frecuencia aceleró la caída y que la brusca caída desencadenó peticiones de márgenes.

El mercado está experimentando una corrección significativa debido a las peticiones de márgenes, ya que los inversores minoristas llevaban posiciones muy apalancadas, dijo Rupak De, analista técnico senior de LKP Securities.

La creación de nuevas posiciones cortas también ha contribuido a la volatilidad, afirmó Aniket Nerkar, fundador de alphastrat, una empresa especializada en estrategias de negociación e inversión de derivados.

Todos los sectores, salvo el de bienes de consumo, estaban en números rojos.

Los bancos cayeron un 7,5%, el sector inmobiliario un 9,4%, las infraestructuras un 10,2%, mientras que los valores del petróleo y el gas se desplomaron un 11,7% y las empresas estatales y los bancos del sector público se desplomaron un 19% y un 18%, respectivamente.

Los valores de pequeña y mediana capitalización cotizaban casi un 8% a la baja cada uno.

Las empresas estatales vivieron su peor día, mientras que los bancos, las finanzas, las infraestructuras, las inmobiliarias, la energía y los valores de mediana capitalización registraron su peor sesión desde marzo de 2020.

Adani Enterprises y Adani Ports se hundieron un 18% y un 19% respectivamente, y fueron los peores perdedores entre los 50 valores del Nifty. Otros valores del grupo Adani bajaron entre un 9% y un 18%.

Las acciones del grupo habían subido entre un 4% y un 18% el lunes tras las encuestas a pie de urna.