La compañía petrolera nacional de Gabón ha acordado adquirir Assala Energy, de Carlyle, después de que ésta hiciera uso de su derecho a adelantarse a la venta del negocio por 1.300 millones de dólares a la francesa Maurel & Prom, según informaron el viernes las firmas.

Maurel & Prom había acordado en agosto adquirir Assala Energy por 730 millones de dólares, una operación que también incluía la refinanciación de una línea de crédito de 600 millones de dólares.

Pero tras un golpe militar en el país de África occidental a finales de agosto, la petrolera nacional gabonesa intentó ejercer su derecho preferente sobre la adquisición en noviembre.

La empresa energética francesa Maurel & Prom declaró que el nuevo acuerdo de compra a Gabon Oil Company "sustituye" al trato que había hecho con el gigante del capital privado.

Carlyle dijo que los términos del nuevo acuerdo eran "materialmente los mismos".

Las acciones de Maurel & Prom registraban pocos cambios a las 0910 GMT.

El brazo energético no estadounidense de Carlyle, CIEP, invirtió por primera vez en Assala en 2017, cuando adquirió las envejecidas operaciones de Shell en Gabón por 628 millones de dólares.

Gabón produce unos 200.000 barriles diarios (bpd) de crudo, lo que le convierte en el segundo productor más pequeño de la OPEP.

Assala ha aumentado su producción en el país africano en un 30% desde la adquisición en 2017 hasta los 45.000 bpd, y también ha incrementado el tamaño de sus reservas de petróleo y gas en un 160% a través de la exploración, dijo Carlyle el pasado agosto. (Reportaje de Gaëlle Sheehan y Ron Bousso; Edición de Himani Sarkar y Jan Harvey)