Las acciones europeas se mantuvieron apagadas el lunes, con la caída de los precios del petróleo arrastrando a las acciones energéticas, antes de los comentarios de la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, sobre la política monetaria ante una comisión del Parlamento Europeo.

El índice paneuropeo STOXX 600 se mantenía plano a las 0820 GMT, mientras que el FTSE 100 británico era el que más caía entre sus homólogos europeos.

Las acciones del sector energético bajaron un 0,8% después de que los precios del Brent cayeran hacia los 80 dólares el barril, mientras los inversores esperaban la reunión de la OPEP+ prevista para finales de esta semana con el fin de alcanzar un acuerdo para frenar el suministro hasta 2024.

Todas las miradas estarán puestas en Lagarde, que intervendrá a las 1400 GMT ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo para ofrecer una valoración sobre la política monetaria de la región.

Las estimaciones de la inflación interanual de la zona euro y los datos manufactureros de noviembre serán los datos clave en el radar de los inversores esta semana.

Las acciones de la empresa de gestión de aeropuertos ADP tocaron un mínimo de casi un mes en el 5,9% para caer al fondo del índice STOXX.

La británica Rightmove fue la que más subió, un 5,5%, después de que el portal inmobiliario elevara su previsión de ingresos medios anuales por anunciante.