Rusia se ha comprometido a revelar más datos sobre el volumen de su refinado y sus exportaciones de combustible después de que la OPEP+ pidiera a Moscú más transparencia sobre los envíos clasificados de combustible desde los numerosos puntos de exportación repartidos por el vasto país, según dijeron a Reuters fuentes de la OPEP+ y de empresas de seguimiento de buques.

Rusia es el único miembro de la OPEP+ que contribuye a los recortes de las exportaciones en lugar de los recortes de la producción como parte de su participación en el acuerdo del grupo para frenar los suministros. Los analistas del mercado han tenido dificultades para verificar los volúmenes exactos de recortes logrados por Moscú.

El viceministro de Energía, Pavel Sorokin, hizo la oferta de proporcionar más información la semana pasada en una llamada con seis consultoras de seguimiento de buques y agencias de información de precios a las que la OPEP+ encargó trabajar con Moscú en este asunto, según dijeron tres fuentes a Reuters.

Sorokin dijo a las firmas -S&P Global Platts, Argus Media, Energy Intelligence, Wood Mackenzie, Rystad y Kpler- que Moscú proporcionaría más datos sobre la producción de crudo, los inventarios y la producción de combustible de las refinerías para dar una imagen más completa sobre su cumplimiento, según las fuentes, una de las cuales asistió a la reunión.

"Sorokin intentaba persuadir a los rastreadores de que Rusia cumplía plenamente el acuerdo", dijo una de las fuentes.

No se ha informado previamente de los detalles de la llamada, que tuvo lugar el 28 de noviembre.

Sorokin no respondió a una solicitud de comentarios.

Rystad dijo que era una de las fuentes secundarias elegidas por la OPEP y que sus estimaciones estaban a disposición de la organización de investigación de la OPEP. Argus, Woodmac y Kpler declinaron hacer comentarios, mientras que Energy Intelligence y S&P Global Platts no han respondido inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Rusia ha hecho que sus datos de producción y exportación de petróleo sean clasificados desde que Occidente impuso sanciones a Moscú tras el inicio del conflicto en Ucrania en febrero de 2022.

Funcionarios rusos han dicho que el país no debe revelar información que facilite a sus enemigos en Occidente vigilar y sancionar los envíos rusos.

Rusia es el segundo exportador mundial de petróleo y combustible después de Arabia Saudí, con unos volúmenes globales de unos 6-7 millones de bpd.

TAREA DIFÍCIL

Las exportaciones rusas de combustible eran complejas de contabilizar incluso antes de que se convirtieran en un secreto de Estado, ya que el país utiliza docenas de puertos, terminales ferroviarias y pasos fronterizos para exportar muchos combustibles diferentes.

Rusia cuenta con unas 30 refinerías grandes y 80 pequeñas, que procesan en conjunto más de 5 millones de barriles diarios (bpd) de crudo.

La OPEP+ retrasó su reunión de la semana pasada varios días, hasta el 30 de noviembre, debido a lo que, según fuentes, fueron desacuerdos sobre los niveles de producción de algunos miembros, entre ellos Nigeria y Angola. El grupo acordó finalmente profundizar los recortes hasta unos 6 millones de bpd o el 6% de la producción mundial.

En virtud de un acuerdo anterior con la OPEP+, Rusia se comprometió a reducir sus exportaciones de petróleo en 300.000 bpd hasta finales de 2023. El último acuerdo insta a Rusia a recortar adicionalmente sus exportaciones de combustible en 200.000 bpd en el primer trimestre de 2024.

El ministro saudí de Energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, dijo en una entrevista con Bloomberg que la OPEP+ quería más garantías de Moscú de que cumpliría su promesa. Dijo que Rusia se reuniría con las empresas de seguimiento de buques cada mes para proporcionar datos, pero no dio más detalles.

El príncipe Abdulaziz dijo que hubiera preferido que Rusia recortara la producción de petróleo en lugar de las exportaciones.

Pero añadió que comprendía los retos a los que se enfrentaba Rusia con el recorte de la producción de petróleo en los meses de invierno porque hacerlo con temperaturas bajo cero puede dañar los depósitos.

La idea de exportar en lugar de recortar la producción fue planteada públicamente por primera vez en junio por Igor Sechin, el poderoso jefe del gigante energético ruso Rosneft y viejo aliado del presidente Vladimir Putin.

"La propia OPEP tuvo un pobre historial de disciplina de producción en las décadas de 1980 y 1990", afirmó Ronald Smith, analista de BCS Global Markets, y añadió que tradicionalmente los saudíes "han soportado una parte desproporcionada de la carga de recortar la producción".

"No es de extrañar que Arabia Saudí se preocupe por confirmar que Rusia, el segundo mayor miembro de la OPEP+ por producción, está produciendo y exportando la cantidad de petróleo que dice", añadió.

Según cálculos de Reuters, las exportaciones totales de productos petrolíferos de Rusia se situaron en 98,8 millones de toneladas métricas, o alrededor de 2 millones de barriles diarios, en enero-noviembre de 2023.

Después de que la Unión Europea prohibiera las importaciones de combustible ruso, Rusia desvió las exportaciones de gasóleo y otros combustibles con destino a Europa hacia Brasil, Turquía, África del Norte y Occidental y Oriente Próximo.

Turquía y Oriente Medio, que cuentan con sus propias refinerías importantes, se han convertido desde entonces en los principales proveedores de combustible de Europa, a menudo mezclando sus propios combustibles con los procedentes de Rusia o con productos refinados elaborados a partir de petróleo ruso. (Reportaje adicional del equipo de la OPEP de Reuters Editado por Simon Webb y David Evans)