Los precios del oro subieron más de un 1% el jueves hasta alcanzar su nivel más alto en dos semanas, ya que los recientes datos económicos de EE.UU. que muestran signos de desaceleración en la mayor economía del mundo impulsaron las apuestas a recortes de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal este año.

El oro al contado subió un 1% hasta los 2.351,55 dólares por onza a las 10:04 a.m. ET (1404 GMT), su nivel más alto desde el 7 de junio. Los futuros del oro estadounidense subieron un 0,8% hasta los 2.365,50 dólares.

"El mercado empieza a esperar cada vez más que el banco central estadounidense inicie su programa de flexibilización. Sospecho que podríamos estar recibiendo algunas posiciones largas instalándose en el mercado", dijo Bart Melek, jefe de estrategias de materias primas de TD Securities.

Las solicitudes de subsidio de desempleo en EE.UU. cayeron en la última semana, según mostraron los datos, lo que sugiere un mercado laboral generalmente estable. La construcción de viviendas unifamiliares en EE.UU. cayó en mayo un 5,2% hasta una tasa anual desestacionalizada de 982.000 unidades.

Los datos de la semana pasada mostraron una moderación del mercado laboral y de las presiones sobre los precios, a lo que siguieron unos datos de ventas minoristas flojos el martes, lo que sugiere que la actividad económica siguió siendo mediocre en el segundo trimestre.

"Los alcistas de los metales preciosos se muestran más confiados esta semana, tras el dato más débil de ventas minoristas en EE.UU. de principios de semana", afirmó Jim Wyckoff, analista de mercado senior de Kitco Metals, en una nota.

Los operadores están valorando actualmente en torno a un 64% la probabilidad de un recorte de tipos de la Fed en septiembre, según la herramienta FedWatch de CME. Unos tipos de interés más bajos reducen el coste de oportunidad de mantener lingotes sin rendimiento.

La demanda de refugio seguro, impulsada por la incertidumbre geopolítica y económica, así como las persistentes compras de los bancos centrales contribuyeron al repunte del oro de marzo a mayo, llevando los precios al contado a un máximo histórico de 2.449,89 dólares el 20 de mayo.

Entre otros metales preciosos, la plata al contado subió un 2,1% hasta los 30,37 $ la onza, el platino bajó un 0,1% hasta los 979,45 $ y el paladio ganó un 1,7% hasta los 920 $. (Reportaje de Brijesh Patel en Bengaluru; Edición de Shailesh Kuber)