Anglo American está iniciando un proceso formal para vender sus activos de carbón y explorar opciones para sus operaciones de níquel tras rechazar una amenaza de adquisición por parte de su mayor rival BHP Group, dijo el jueves el consejero delegado Duncan Wanblad.

El consejero delegado de Anglo se enfrenta a la presión de los inversores para que aumente el valor de la empresa mejorando la eficacia operativa y acelerando la venta de activos tras rechazar tres propuestas de adquisición de la minera número 1 del mundo, que el miércoles dijo que no tenía más opción que abandonar.

Entre un acercamiento y otro, y en un intento de mantenerse independiente, Anglo expuso su propio plan radical de reducción mediante la venta de sus activos de carbón siderúrgico, la escisión de su unidad de platino sudafricana, la posible paralización de sus minas de níquel y la venta o escisión del negocio de diamantes De Beers. También dijo que ralentizaría el trabajo en su proyecto de fertilizantes en el norte de Inglaterra.

"Ahora estamos iniciando los procesos formales para la desinversión o la escisión de estos negocios", declaró Wanblad a Reuters.

"El carbón y el níquel serán los primeros y luego vendrán los procesos reguladores asociados a ellos y después la escisión (de Amplats) y luego el proceso de De Beers que seguirá a su finalización", añadió.

Wanblad afirmó que las cinco minas de carbón en explotación, los proyectos de desarrollo y las empresas conjuntas de Anglo en Australia han despertado "más interés" en las últimas semanas desde que se expuso el plan de desinversión. Los analistas de Bank of America valoraron la cartera de carbón entre 5.600 y 7.900 millones de dólares.

Una escisión de Anglo American Platinum (Amplats), que cotiza en bolsa en Johannesburgo, también podría cotizar en Londres, según Wanblad, siguiendo un proceso similar al de la escisión de sus activos de carbón térmico sudafricanos Thungela Resources en 2022.