Canadá ha conseguido la entrega de los últimos permisos que quedaban para la explotación de petróleo y gas frente a su costa del Pacífico, según declaró el miércoles el ministro federal de Recursos Naturales, después de que Chevron Canadá renunciara voluntariamente a 23 permisos este mes.

El ministro de Energía y Recursos Naturales, Jonathan Wilkinson, declaró que la renuncia a los permisos marcaba un hito importante en la protección permanente de las aguas ecológicamente ricas de la costa oeste de Canadá.

Aunque existe una moratoria federal sobre las prospecciones de petróleo y gas en la costa del Pacífico desde 1972, los permisos expedidos antes de esa fecha seguían siendo válidos. La petrolera estadounidense Exxon Mobil también renunció a varios permisos el año pasado.

"Con estos últimos permisos, Recursos Naturales de Canadá ha conseguido oficialmente la renuncia a los 227 permisos en alta mar del Pacífico", declaró Wilkinson en un comunicado.

En una declaración publicada en su página web el 9 de febrero, Chevron Canadá dijo que no tenía planes de proseguir con el desarrollo de estos permisos en alta mar, que cubren una superficie estimada de 5.900 kilómetros cuadrados.

Varios de los permisos de Chevron caían dentro de áreas marinas protegidas, dijo Wilkinson. (Reportaje de Nia Williams en la Columbia Británica Edición de Leslie Adler)