1437 GMT - El coste de las ayudas a la producción y el consumo de combustibles fósiles casi se duplicó en 2022, situándose en torno a 1.500.000 millones de dólares frente a los 769.500 millones de dólares el año anterior, ya que los gobiernos trataron de amortiguar el impacto del encarecimiento de la energía de los hogares y las empresas, según las estimaciones de la OCDE y la AIE. Las ayudas cubrieron el petróleo, el gas natural, la electricidad y, en menor medida, el carbón. La OCDE indica que las transferencias directas y los gastos fiscales supusieron 427.900 millones de dólares, y la AIE calcula que se vendió combustible por valor de 1.100.000 millones de dólares por debajo del valor del mercado. El análisis abarca 82 economías que representan el 85% del suministro mundial de energía. Los principales beneficiarios fueron el sector residencial, el transporte, el sector manufacturero y otras industrias, pero la mayoría de las medidas "carecían de una orientación sistemática hacia los más necesitados", concluye la OCDE. (anthony.harrup@wsj.com)

Traductora: Kinga Kiss


(END) Dow Jones Newswires

December 01, 2023 10:22 ET (15:22 GMT)