El presidente ruso, Vladimir Putin, mantendrá conversaciones el martes en el Kremlin con el primer ministro iraquí, Mohammed Shia Al-Sudani, sobre cuestiones bilaterales y la evolución de la situación en Oriente Próximo, según informó el Kremlin a última hora del lunes.

"Se discutirán en detalle las cuestiones del desarrollo de la cooperación multifacética ruso-iraquí, así como los temas actuales de la agenda internacional, principalmente la situación en Oriente Próximo", dijo el Kremlin en un comunicado en la aplicación de mensajería Telegram.

La reunión tendrá lugar con el telón de fondo del conflicto entre Israel y los militantes palestinos en Gaza, que ha causado centenares de muertos en ambos bandos desde el fin de semana.

Putin, que se reunirá con Sudani por primera vez, dijo la semana pasada que esperaba que la reunión fuera "productiva y oportuna".

Sudani, que se encuentra en un viaje de dos días a Moscú, volverá a reunirse con Putin el miércoles, cuando ambos participen en un foro sobre energía, añadió el Kremlin.

Se cree que las inversiones rusas en Irak superan los 10.000 millones de dólares, principalmente en la industria petrolera.

La mayor petrolera rusa, Rosneft, lleva haciendo tratos con el Gobierno Regional del Kurdistán de Irak desde al menos 2017, inyectando allí miles de millones de dólares en infraestructuras de producción y transporte de petróleo.

La rusa Lukoil produce actualmente unos 480.000 barriles diarios de petróleo en el yacimiento de Qurna Occidental 2, en el sur de Irak, mientras que la rusa Gazprom Neft, la rama petrolera del gigante del gas Gazprom, participa en el proyecto del yacimiento de Badra, en el este de Irak, y en dos yacimientos en el Kurdistán iraquí.