En toda Europa, los distintos movimientos de extrema derecha han ganado terreno a sus oponentes, con algunas excepciones (han retrocedido en Suecia y Finlandia). En particular, obtuvieron fuertes ganancias en los 5 países con más escaños en la asamblea del continente: Alemania (96 escaños), Francia (81), Italia (76), España (61) y Polonia (53).

  • En Francia, la RN obtuvo casi el 32% de los votos (o una treintena de escaños), a lo que se añade el 5,4% del partido Reconquête.
  • En Alemania, el partido de extrema derecha AfD quedó en segunda posición con más del 15% de los votos, obteniendo otros 6 escaños.
  • En Italia, los Fratelli d'Italia de Giorgia Meloni obtuvieron más del 28% de los votos (frente al 26% en las elecciones nacionales de 2022) y 24 escaños.
  • En España, es palpable el ascenso de Vox ultra, con el 10% de los votos (frente al 6,3% en 2019), a lo que se añade la lista Se acabó la fiesta, liderada por un youtuber de extrema derecha, que obtuvo el 4,6% (3 escaños).
  • En Polonia, la derecha nacionalista y muy euroescéptica Konfederacja enviará 6 eurodiputados a Estrasburgo.

Los avances también son notables en los demás países, que cuentan cada uno con entre 6 y 33 escaños en la legislatura europea:

  • En Bélgica, los nacionalistas flamencos y euroescépticos de Vlaams Belang encabezan la lista con el 14,5% de los votos y 3 escaños.
  • En los Países Bajos, el ultraderechista Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wilders obtuvo casi el 18% de los votos y se hizo con seis o siete escaños, frente a sólo uno en 2019.
  • En Austria, la derecha nacionalista del FPÖ se impuso con el 26% de los votos. Obtuvo 6 escaños, 3 más que en 2019.
  • En Grecia, el partido nacionalista Eleniki Lysi (Solución Griega) obtuvo entre el 8% y el 10% de los votos.
  • En Portugal, el partido nacionalista de derechas Chega quedó tercero, con casi el 10% de los votos.
  • En Hungría, el Fidesz, el partido del primer ministro nacionalista Viktor Orban, quedó primero, pero ha bajado en 2019, con un 43% de los votos, frente a más del 52% en las anteriores elecciones.
  • En Chipre, los conservadores de Disy (PPE) obtienen casi el 24% y el partido de extrema derecha ELAM ha conseguido su primer escaño en el parlamento.
  • En Croacia, el Movimiento Patriótico quedó tercero con el 9% de los votos.
  • En Bulgaria, la extrema derecha obtuvo el 16% de los votos.
  • En Eslovaquia, el partido nacionalista de derechas y neofascista Republika quedó tercero, con el 12,5% de los votos.

Esta nueva distribución, que perjudica entre otros a los eurodiputados verdes, dará sin duda al Parlamento Europeo un tinte antiinmigración, antiecologista y antimercado. En todo el continente, los resultados electorales han reavivado la aversión al riesgo en los mercados de renta variable y de renta fija, y han provocado el debilitamiento del euro frente al dólar.

Como era de esperar, todos los centros financieros del continente se vieron afectados. El lunes por la mañana, cayeron el CAC francés, el DAX alemán, el MIB italiano, el Bel20 belga, el IBEX español, el AEX holandés, el WIG polaco, el ATX austriaco y el Athex griego, arrastrando a la baja al OMX sueco, al FTSE británico y al Euro Stoxx 50.

Fuente: MarketScreener

En Francia, la segunda detonación, provocada por el anuncio de Emmanuel Macron de la disolución de la Asamblea Nacional y la perspectiva del nombramiento de un primer ministro de extrema derecha, pesó sobre la economía francesa.la perspectiva de nombrar a un primer ministro de extrema derecha, pesó sobre el índice insignia y sobre el tipo de interés de los bonos del Estado francés a diez años. En cuanto a los valores, los sectores financiero y de servicios públicos se vieron especialmente afectados por la votación.

Sólo el AEX, el IBEX y el Athex consiguieron invertir la tendencia durante la sesión.

Fuente: MarketScreener