Por David Lawder y Christian Kraemer

WASHINGTON, 19 abr (Reuters) - El Banco Mundial dijo el viernes que 11 países prometieron aportar más de 11.000 millones de dólares a nuevos instrumentos diseñados para ampliar la capacidad financiera del prestamista en 70.000 millones de dólares durante una década, a fin de abordar el cambio climático, las pandemias y otros retos globales.

Las contribuciones voluntarias, anunciadas en las reuniones de primavera del organismo junto al Fondo Monetario Internacional en Washington, constituyen el aumento más sustancial del balance del Banco Mundial desde que Estados Unidos y otros accionistas ampliaron en 2022 su misión más allá de la lucha contra la pobreza.

En abril de 2023, los accionistas del Banco Mundial respaldaron un aumento del índice de apalancamiento para aumentar la capacidad crediticia en unos 40.000 millones de dólares en 10 años. También se implementó un aumento de las garantías bilaterales que desbloquea otros 10.000 millones de dólares en financiación a lo largo de una década.

Hasta ahora, el Banco Mundial dijo que Bélgica, Francia, Japón y Estados Unidos han prometido fondos para el programa mejorado de garantía de carteras; mientras que Gran Bretaña, Dinamarca, Alemania, Italia, Letonia, Países Bajos y Noruega contribuirán al mecanismo de capital híbrido, un instrumento similar a la deuda que puede usarse para respaldar préstamos.

Además, Japón es el primer contribuyente a un nuevo "Fondo Planeta Habitable" diseñado para captar contribuciones de gobiernos, organizaciones filantrópicas y el sector privado para financiar proyectos que van desde inversiones en transición energética hasta prestación de atención médica.

El fondo lleva el nombre de la nueva misión del banco, "crear un mundo libre de pobreza en un planeta habitable", respaldada el año pasado para reflejar en parte su papel de financiación climática.

La ministra de Desarrollo alemana, Svenja Schulze, quien fue la primera en dar la noticia de las promesas de contribución, dijo que era necesaria una mayor expansión de la capacidad crediticia del banco porque las necesidades de los países pobres seguirían creciendo.

La reforma del Banco Mundial "no terminará aquí", dijo a los periodistas.

(Reporte de Christian Kraemer; Escrito por David Lawder. Editado en español por Marion Giraldo)