Conéctate
Conéctate
O Conectarse con
GoogleGoogle
Twitter Twitter
Facebook Facebook
Apple Apple     
Regístrate
O Conectarse con
GoogleGoogle
Twitter Twitter
Facebook Facebook
Apple Apple     

Bitcoin - FTX: La confianza reside donde la incertidumbre prevalece

30/11/2022 | 12:08

El Bitcoin fue presentado por su misterioso creador, Satoshi Nakamoto, como una posible solución a la erosión de la confianza de los individuos en las instituciones e intermediarios, a menudo denominados "terceros de confianza". Más de diez años después del lanzamiento de Bitcoin en 2009, el colapso de la criptosfera fue iniciado por una entidad centralizada con intenciones traicioneras, poniendo de nuevo de rodillas a todo el ecosistema. Esto inevitablemente dañó la confianza que algunos tenían en este universo disruptivo. ¿Debemos, y podemos, confiar en las entidades centralizadas que secuestran la criptosfera en base a ideologías de descentralización?

¿Qué es la confianza? 

No es fácil definir el concepto de confianza. De hecho, hay diferentes enfoques científicos y filosóficos para explicarlo. Partamos del simple principio de que la confianza puede definirse, como dice el diccionario, de la siguiente manera: "Sentimiento de quien confía plenamente en un individuo o en un sistema". La confianza puede adoptar muchas formas: confianza en un amigo, en un profesional de la sanidad, en Dios, en un gobierno, en una plataforma de intercambio de criptomonedas o incluso en una moneda. Y la confianza no requiere un dominio y comprensión completos de todos los componentes técnicos que conforman un determinado sistema. 

Por ejemplo, no es necesario entender el funcionamiento técnico de un avión para estar "seguro" de que el avión volará con seguridad y llegará a su destino. La confianza puede adquirirse a partir de la experiencia previa y los conocimientos generales acumulados con el tiempo. En el caso de un avión, tenemos el conocimiento común de que muy pocos aviones se estrellan y confiamos en los ingenieros que han diseñado, probado y validado todas las partes del avión, así como en la multitud de normas de seguridad que obligan a las compañías aéreas a hacer el viaje seguro. 

Pero como hemos visto y experimentado, esta confianza puede perderse o al menos erosionarse, ya sea con una persona o con un sistema. Volvamos a tomar nuestros aviones. Los accidentes mortales del Boeing 737 Max en 2019 provocaron automáticamente un descenso de la confianza en esta clase de aviones tanto por parte de los pasajeros como de las tripulaciones de vuelo: "Necesitamos poder confiar en que Boeing sea veraz a la hora de revelar la información necesaria para operar nuestros aviones de forma segura", el capitán Jonathan Weaks, presidente de la Asociación de Pilotos de Southwest Airlines (SWAPA). Esto demuestra lo rápido que puede agotarse la noción de confianza. 

Pero, ¿cómo ha conseguido Sam Bankman-Fried ganarse la confianza de los usuarios y los fondos de inversión a través de "la experiencia pasada y el conocimiento general acumulado a lo largo del tiempo"

Sam Bankman-Fried compró su reputación  

Uno de los principales objetivos de Sam Bankman-Fried era crear rápidamente un entorno normativo rentable para sí mismo, adquiriendo participaciones en empresas que ya habían sido autorizadas por las autoridades, acortando así el proceso de aprobación, a menudo largo. FTX ha gastado un total de unos 2.000 millones de dólares en "adquisiciones reglamentarias". El año pasado, por ejemplo, compró LedgerX LLC, una bolsa de futuros, lo que le permitió obtener tres licencias de la Commodity Futures Trading Commission de una sola vez. Estas licencias permitieron a FTX (FTT) entrar en los mercados estadounidenses de derivados de materias primas como bolsa regulada. Esto, a su vez, aumentó su reputación y, por tanto, probablemente fomentó cierta negligencia por parte de algunos reguladores. 

FTX también vio en su estatus normativo una forma de atraer nuevos capitales de grandes inversores. En los documentos de apoyo a su solicitud de financiación de cientos de millones de dólares, FTX (FTTpresentó sus licencias como una ventaja competitiva clave. El "foso regulatorio", decía, creaba barreras para los rivales y le daría acceso a nuevos y lucrativos mercados y asociaciones fuera del alcance de las entidades no reguladas.

La empresa había estado sometida a cierta supervisión reglamentaria gracias a las docenas de licencias que había obtenido a través de sus numerosas adquisiciones. Pero esto no protegió a sus clientes e inversores, que ahora se enfrentan a pérdidas de miles de millones de dólares. Como informó Reuters, FTX asumió en secreto riesgos con los fondos de sus clientes, utilizando 10.000 millones de dólares en depósitos para apoyar a una empresa de trading propiedad de Bankman-Fried.

La compra de empresas para obtener licencias tenía también otras ventajas: podía dar a Bankman-Fried el acceso que quería a los reguladores. Un acuerdo con la plataforma bursátil estadounidense IEX, anunciado en abril, es un buen ejemplo. En una entrevista conjunta con la CNBC, Bankman-Fried y el director general de IEX, Brad Katsuyama, dijeron que querían "dar forma a una regulación que, en última instancia, proteja a los inversores". Lo más importante aquí, añadió Bankman-Fried, "es que haya transparencia y protección contra el fraude".

Estas "adquisiciones normativas" han tenido inevitablemente el efecto de maximizar la reputación de FTX (FTT), e implícitamente la confianza depositada en la entidad, lo que ha fomentado la negligencia de algunos actores a la hora de realizar auditorías de la plataforma antes de invertir. En general, una forma de ganarse la confianza de los inversores es regularse a sí misma, el camino que ha tomado Coinbase, que cotiza en la bolsa estadounidense. La otra es confiar mucho en la reputación, el camino que ha tomado FTX, con sede en las Bahamas. El fundador de FTX (FTT) construyó esa reputación mediante una combinación de patrocinio deportivo, presión política, asociación con líderes políticos, compra de entidades estratégicas y marketing inteligente. Todo ello se ha visto favorecido por la meteórica subida de valoración de FTX (FTT) a través de un pérfido esquema con su criptodivisa FTT que promete rendimientos garantizados de más del 10%. 

En esta lógica, Sam Bankman-Fried maximizó la confianza de los usuarios llevando al límite el deslizador de la reputación. Antes de que un grano de arena viniera a detener la máquina para siempre.

FTX es lo contrario a la visión de Satoshi Nakamoto

Podemos considerar que la necesidad de confianza se encuentra donde reina la incertidumbre. Otros pueden incumplir sus compromisos - cuco SBF -, una autoridad soberana puede ser más débil de lo que pensábamos, una empresa que tiene datos personales puede ser hackeada, un hombre puede corromper su fe en Dios... Filosóficamente, la tecnología blockchain tiende entonces, por medios matemáticos y algorítmicos, a permitir que los individuos se relacionen entre sí eliminando la necesidad de confianza. 

Satoshi Nakamoto, el creador de Bitcoin, nunca prometió un retorno de la inversión en sus escritos, y mucho menos una "garantía". Fueron individuos malintencionados, después de la creación de la red Bitcoin, los que se aprovecharon de la moda de la moneda digital y crearon su propio sistema. Todo ello mientras se navega por una tecnología poco conocida que promete un nuevo mundo descentralizado. Aquí tenemos todos los ingredientes para las estafas. 

A pesar de todo lo que se dice sobre el desarraigo del establishment, las criptomonedas han reafirmado el deseo humano de hacer dinero rápido por cualquier medio. FTX es sólo el último de una larga lista de escándalos de criptomonedas que van desde BitConnect, Mount Gox hasta Terra/Luna y Three Arrows. Éstas, a su vez, comparten algunos paralelismos con otras debacles como la de Lehman, Enron y la South Sea Company, que se remontan al año 1700. Los detalles del FTX pueden diferir, pero comparten los ingredientes comunes de los escándalos provocados por el hombre, como los balances inflados, las tácticas para aumentar el valor de las acciones/tokens y el marketing inteligente.

En el White Paper de Bitcoin, es decir, en los escritos de Satoshi Nakamoto que describen la red Bitcoin, apenas se menciona el aspecto financiero. Se mencionan principalmente los aspectos técnicos de la tecnología blockchain, su visión libertaria y los problemas del sistema bancario moderno. 

He aquí la única ocasión relevante, según mis investigaciones, en las citas del misterioso creador donde se menciona el valor:

  • "Esto es más típico de un metal precioso. En lugar de que la oferta cambie para mantener el mismo valor, la oferta está predeterminada y el valor cambia. A medida que aumenta el número de usuarios, aumenta el valor por moneda. Tiene el potencial de un bucle de retroalimentación positiva; a medida que aumentan los usuarios, aumenta el valor, lo que podría animar a más usuarios a aprovechar el valor creciente".

Por supuesto, dada la fluctuación del precio del bitcoin, los rendimientos pueden ser muy altos y no se puede descartar el riesgo de pérdida de capital. Pero esta fluctuación de precios es consecuencia de la oferta y la demanda de bitcoin y de las posiciones apalancadas en los mercados financieros. Cuando se tiene bitcoin, hay que tener en cuenta que el precio puede fluctuar de forma significativa. Pero no se trata de un truco técnico codificado en el software de código abierto de Bitcoin

Funciona precisamente con el conjunto de principios opuestos a las entidades centralizadas del ecosistema de las criptomonedas. Al tratarse de un software de código abierto distribuido que requiere el consenso de la mayoría para ser modificado, cada línea de código es conocida y ninguna autoridad central puede cambiarla. En sus trece años de existencia, Bitcoin ha demostrado ser inviolable y siempre completamente transparente. Un principio clave de Bitcoin es Verify, don't trust. El software para ejecutar un nodo completo puede descargarse gratuitamente y ejecutarse en un PC. Es posible auditar toda la cadena de bloques y toda la oferta monetaria desde que se creó la red. No tiene página web, ni centro de datos crítico, ni estructura corporativa. En otras palabras, es descentralizada, inmutable y autoverificable. 

Así que hay malos actores en el ecosistema de las criptomonedas, como en muchos sectores económicos. Las personas que confían en otros individuos para guardar sus claves privadas (en lugar de hacerlo ellos mismos) han perdido a veces su criptografía por culpa de malos custodios, pero no porque el software básico de Bitcoin haya fallado. Las bolsas de terceros también pueden ser fraudulentas o pirateadas. Los esquemas de suplantación de identidad "phishing" u otros fraudes pueden hacer que las personas revelen sus claves privadas o la información de sus cuentas, con el consiguiente riesgo de robo de activos. Sin embargo, estos fraudes no están asociados al propio Bitcoin, sino a actores maliciosos que acechan el ecosistema. 

Pero, ¿es inevitable el paso a la centralización? En futuros artículos exploraremos los problemas y riesgos en torno a las finanzas descentralizadas (DeFi) y sus conexiones encubiertas con las finanzas centralizadas (CeFi). 


© MarketScreener.com 2022
Valores citados en el artículo
Varia.ÚltimoVar. 1Ene
BITCOIN (BTC/EUR) 1.57%21122.4 Precio de cierre.36.29%
BITCOIN (BTC/USD) 1.89%23066.3 Precio de cierre.38.84%
BOEING 0.02%212.73 Cotización diferida.11.28%
COINBASE GLOBAL, INC. 0.49%53.02 Cotización diferida.49.08%
S&P GSCI SILVER INDEX -0.10%1175.05 Cotización en tiempo real.-1.37%
S&P GSCI WHEAT INDEX -0.23%509.4144 Cotización en tiempo real.-6.41%
SOUTHWEST AIRLINES CO. -3.17%35.7 Cotización diferida.9.50%