PARÍS, 29 feb (Reuters) - El gigante francés del transporte de contenedores CMA CGM espera que las interrupciones del transporte marítimo comercial duren meses, declaró su presidente y consejero delegado, Rodolphe Saade.

Las empresas navieras están desviando los buques por el cabo de Buena Esperanza, una ruta más larga y costosa que bordea el sur de África, después de que el pasado mes de noviembre comenzaran los ataques de los hutíes de Yemen con drones y misiles contra buques supuestamente vinculados con Israel, en el mar Rojo y el golfo de Adén.

"Es probable que esta situación se prolongue durante varios meses", afirmó Saade.

CMA CGM ha suspendido la mayoría de los viajes por el mar Rojo, pero sigue enviando algunos cargamentos puntuales cuando las escoltas de la armada francesa son posibles, dijo Saade a Reuters.

El grupo CMA CGM enviaba normalmente tres buques al día a través del canal de Suez que conecta con el mar Rojo, una ruta que representa aproximadamente el 12% del comercio mundial.

Su rival Maersk advirtió esta semana de que las interrupciones en el mar Rojo podrían prolongarse hasta la segunda mitad del año.

A pesar de ello, CMA CGM prevé un comienzo de 2024 mejor de lo previsto, según Saade.

La crisis del mar Rojo ha frenado la caída de los fletes y ha absorbido parte del exceso de capacidad de los nuevos buques. En enero, CMA CGM duplicó sus tarifas de contenedores en algunas rutas Asia-Europa.

"La segunda mitad del año, con la llegada de capacidad adicional de buques, va a ser más difícil", añadió Saade.

En cuanto al canal de Panamá, donde la sequía ha interrumpido el tráfico, CMA CGM no ha recurrido a los transbordos terrestres como Maersk, sino que ha aligerado algunas cargas haciendo escala previamente en puertos de México.

Las recientes lluvias han aliviado la situación, añadió.

(Información de Gus Trompiz; editado por Jason Neely; editado en español por Javi West Larrañaga)