Por David Milliken

LONDRES, 15 jun (Reuters) - Catalina, la princesa de Gales británica, hizo el sábado su primera aparición pública desde que hace cinco meses una intervención quirúrgica revelara la presencia de un cáncer.

Catalina, vestida con un traje pálido, paseó en carruaje con sus tres hijos antes del "Trooping the Colour", un desfile militar anual cerca del Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, que marca el cumpleaños oficial del monarca británico, el rey Carlos.

La multitud que se agolpaba en las calles saludó y vitoreó al paso del carruaje.

Carlos iba en un carruaje separado con la Reina Camila, seguidos por el Príncipe Guillermo, heredero de Carlos y marido de Catalina, que iba a caballo junto con otros altos miembros de la familia real.

Catalina, de 42 años, se ha sometido a quimioterapia preventiva desde el anuncio del cáncer y, aunque el tratamiento continúa, su mejoría de salud le permitió aparecer en público por primera vez desde el pasado diciembre.

En un inusual mensaje personal escrito el viernes, dijo que estaba progresando adecuadamente pero que "no estaba fuera de peligro". Dijo que estaba deseando asistir al desfile del sábado y que esperaba participar en algunos compromisos públicos durante el verano.

Catalina pasó dos semanas en el hospital en enero tras someterse a una operación abdominal, y dos meses después anunció en un mensaje de video que las pruebas habían revelado la presencia de cáncer.

En su mensaje del viernes, Catalina dijo que había quedado "asombrada" por los miles de amables mensajes recibidos de todo el mundo, que habían marcado una gran diferencia para ella y Guillermo.

"Estoy haciendo grandes progresos, pero como cualquiera que pase por la quimioterapia sabrá, hay días buenos y días malos", decía el comunicado de Catalina.

Su oficina, el palacio de Kensington, se ha negado a dar detalles sobre el tipo de cáncer o sobre su tratamiento, aparte de decir que la quimioterapia preventiva había comenzado en febrero.

Su enfermedad ha coincidido con la de Carlos, de 75 años, que también se ha sometido a un tratamiento contra el cáncer. El rey se reincorporó a la vida pública en abril, y se ha mantenido ocupado, aunque se están limitando los compromisos de su agenda para minimizar los riesgos para su recuperación.

(Reportaje de David Milliken; Edición de William Maclean y Frances Kerry, Editado en español por Juana Casas)