La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos informó de que el viernes controló a 2,95 millones de pasajeros de líneas aéreas, la cifra más alta jamás alcanzada en un solo día.

El récord de viajes llega con el fin de semana del Día de los Caídos, que marca el inicio de la ajetreada temporada de viajes de verano en Estados Unidos. La semana pasada, un grupo que representa a las principales compañías aéreas estadounidenses pronosticó un récord de viajes en verano, con unas previsiones de que los transportistas transporten 271 millones de pasajeros, un 6,3% más que el año pasado.