El principal índice bursátil de Canadá cayó un 1% el viernes debido a que un repunte del dólar estadounidense tras la publicación de unos datos de empleo en EE.UU. mejores de lo esperado presionó a los valores de la minería metálica, mientras los inversores se preparaban para una mayor volatilidad en los próximos meses.

El índice compuesto S&P/TSX de la Bolsa de Toronto terminó con una caída de 222,10 puntos, situándose en 22.007,00. En la semana, el índice perdió un 1,2%, su tercer descenso semanal consecutivo.

El grupo de materiales, que incluye a las mineras de metales y a las empresas de fertilizantes, bajó un 4,2%, ya que el precio del oro cayó un 3,7% y el del cobre alcanzó su nivel más bajo en un mes.

"El oro es sensible al dólar estadounidense y a los tipos de interés reales", afirmó Joseph Abramson, codirector de inversiones de Northland Wealth Management.

El dólar estadounidense y los rendimientos de los bonos subieron después de que los datos mostraran que la economía estadounidense creó 272.000 puestos de trabajo en mayo, lo que sugiere que la Reserva Federal podría tomarse tiempo para iniciar su ciclo de relajación.

El mercado de Toronto ha ganado un 5% este año, mientras que el S&P 500, en Estados Unidos, ha registrado ganancias aún mayores.

"Tras las grandes ganancias, estamos recogiendo algo de beneficios porque esperamos que aumente la aversión al riesgo hasta las elecciones estadounidenses", dijo Abramson.

El presidente Joe Biden y el ex presidente Donald Trump se enfrentarán en las elecciones presidenciales estadounidenses del 5 de noviembre en lo que parece que será una contienda divisiva y muy reñida.

También se publicó el informe mensual de empleo de Canadá. Mostró un aumento de la tasa de desempleo hasta el 6,2% en mayo y un crecimiento más rápido de los salarios, proporcionando señales contradictorias para el Banco de Canadá.

El miércoles, el BoC se convirtió en el primer banco central del G7 en bajar los costes de endeudamiento.

La energía también perdió terreno, cayendo un 0,9%, ya que el precio del petróleo cedió sus ganancias anteriores para establecerse 2 centavos por debajo, a 73,53 dólares el barril.

El sector inmobiliario y los servicios públicos, dos sectores especialmente sensibles a los rendimientos de los bonos, bajaron un 1,6% y un 1% respectivamente. (Reportaje de Fergal Smith en Toronto y Purvi Agarwal en Bengaluru; Edición de Ravi Prakash Kumar, Shreya Biswas y Cynthia Osterman)