Al menos cuatro personas han muerto en los disturbios registrados en la provincia de Kivu Norte, en el este de la República Democrática del Congo, según informaron el sábado las autoridades locales, después de que la población se echara a la calle para protestar contra el aumento de los ataques mortales perpetrados por presuntos rebeldes islamistas.

Las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), un grupo rebelde afiliado al Estado Islámico, habrían matado a más de 40 personas en un ataque contra el pueblo de Mayikengo esta semana y a más de 80 en ataques contra otros pueblos de la provincia la semana anterior.

La inseguridad ha avivado la frustración de la población, lo que ha provocado el asesinato de dos soldados en el territorio de Lubero por una multitud que incendió su vehículo durante la noche del viernes, declaró el administrador militar de Lubero, Alain Kiwewa.

Los disturbios en Lubero continuaron el sábado y algunos residentes levantaron barricadas improvisadas, lo que provocó un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, declaró por teléfono el activista de derechos humanos Fabrice Rumia.

Un civil y un agente del servicio nacional de inteligencia ANR murieron en los enfrentamientos, dijo el funcionario local Julio Mabanga.

Una protesta similar estalló el sábado en la ciudad de Butembo, donde cientos de jóvenes salieron a la calle blandiendo palos, coreando y cantando canciones para denunciar la inseguridad generalizada, según un reportero de Reuters.

"Estoy aquí, en esta rotonda, levantando barricadas en la carretera. Nos solidarizamos con nuestros compatriotas asesinados", declaró Daniel Sivanzire Paluku, uno de los manifestantes, que dijo que necesitaban bloquear las carreteras para controlar quién entraba y salía.

El ADF es originario de la vecina Uganda, pero ahora tiene su base en el este del Congo, rico en minerales. Ha prometido lealtad al Estado Islámico y lleva a cabo ataques frecuentes, desestabilizando aún más una región en la que muchos grupos militantes compiten por la influencia y los recursos.

No ha sido posible ponerse en contacto con las ADF para obtener comentarios sobre los ataques.

El Grupo de Inteligencia SITE, con sede en Estados Unidos, que sigue las páginas web de militantes, afirmó el viernes que Estado Islámico había publicado comunicados desde su denominada división de la Provincia de África Central en los que reivindicaba la autoría de la matanza de 51 personas en ataques perpetrados esta semana en Kivu Norte. También ha afirmado haber decapitado a más de 60 personas en un único ataque en la provincia el 7 de junio.