SHANGHÁI/PEKÍN, 19 jun (Reuters) - La ralentización de la expansión del crédito en China es natural debido a factores como los cambios económicos y la reducción de los préstamos al sector inmobiliario y a los gobiernos locales, dijo el miércoles Pan Gongsheng, gobernador del Banco Popular de China.

Los comentarios de Pan se producen después de que los datos mostraran que los nuevos préstamos bancarios en China repuntaron mucho menos de lo esperado en mayo y algunos indicadores monetarios clave marcaron mínimos históricos, lo que sugiere que la segunda mayor economía del mundo sigue luchando por recuperar su equilibrio a pesar del apoyo de las políticas económicas.

"Es natural que el crecimiento del agregado de financiación caiga, lo que es coherente con el paso de la economía china de un crecimiento de alta velocidad a un desarrollo de alta calidad", afirmó.

La financiación social total de China ha superado los 390 billones de yuanes (53,75 billones de dólares) y la oferta monetaria M2 ha superado los 300 billones de yuanes, dijo, añadiendo que los préstamos a los vehículos de financiación inmobiliaria y de los gobiernos locales han ido disminuyendo.

"Es difícil que la tasa de crecimiento global del crédito se mantenga por encima del 10% como en el pasado", dijo Pan.

Pan añadió que el banco central ha estado trabajando este año con la oficina de estadística para optimizar el método de contabilidad trimestral del valor añadido de la industria financiera, lo que podría frenar la prisa de los gobiernos locales y las instituciones financieras por aumentar los depósitos y los préstamos en determinados momentos.

El banco central está estudiando planes para añadir los depósitos corrientes personales y algunos productos financieros con alta liquidez y funciones de pago directo a la masa monetaria M1, que actualmente está formada por el efectivo en circulación y los depósitos a la vista de las empresas, dijo Pan.

Los datos oficiales mostraron que la masa monetaria M1 cayó un 4,2% en mayo con respecto al año anterior, la mayor caída desde que hay registros.

(1 dólar estadounidense = 7,2559 yuanes chinos renminbi)

(Reporte de Winni Zhou y Kevin Yao; edición de Lincoln Feast; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)