China es indispensable para alcanzar los objetivos climáticos mundiales, declaró el domingo el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, durante una visita al país.

"Sin China no sería posible alcanzar los objetivos climáticos a nivel mundial", declaró Habeck a la prensa en la ciudad meridional de Hangzhou, un día después de reunirse con funcionarios chinos en la capital, Pekín.

Otras cuestiones parecen eclipsar en estos momentos el freno al calentamiento global, pero se trata de un reto clave, por lo que es necesario reforzar la cooperación con China en este ámbito, afirmó.

Funcionarios chinos comunicaron a Habeck que estaban ampliando la producción de carbón por razones de seguridad, dijo el ministro.

"China también importa grandes cantidades de gas y petróleo y China ya ha visto lo que ha ocurrido en Europa y Alemania en los últimos dos años", en referencia a la crisis energética tras la invasión rusa de Ucrania.

Habeck dijo que China debe encontrar una alternativa segura al carbón.

"No hay que enseñarles que las emisiones de CO2 son malas para el clima. Eso ya lo saben", afirmó Habeck, y añadió que una alternativa debería permitirles alcanzar el mismo nivel de seguridad con menos centrales eléctricas de carbón.

Durante la visita de Habeck a China el sábado, funcionarios chinos y de la UE dijeron que habían acordado iniciar conversaciones sobre la propuesta de imposición de aranceles a los vehículos eléctricos de fabricación china que se importan al mercado europeo.