Los precios del oro se mantuvieron planos el miércoles, mientras los inversores esperaban el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal de EE.UU. para saber cuándo recortará los tipos de interés este año y el informe de inflación de mayo que se publicará más tarde.

El oro al contado se mantenía casi sin cambios en los 2.314,89 dólares por onza, hacia las 0311 GMT. Los futuros del oro estadounidense subieron un 0,2% hasta los 2.331,40 dólares.

"Los precios del oro se han estado moviendo con cautela en medio de la espera de mayores pistas sobre la senda política de la Fed. Cualquier inclinación hacia dos recortes de tipos podría percibirse como una postura más dovish, lo que podría hacer subir los precios del oro", dijo el estratega de mercado de IG Yeap Jun Rong.

Los inversores evaluarán la situación de la inflación cuando se publiquen las cifras del índice de precios al consumo de EE.UU. a las 1230 GMT, unas horas antes de que la Fed concluya su reunión de política monetaria de dos días.

El mercado está dividido sobre si la Fed recortará los tipos una o dos veces este año tras el reciente y sólido informe laboral estadounidense, por lo que la atención se centrará en las proyecciones económicas actualizadas de los responsables políticos y en la conferencia de prensa del presidente Jerome Powell.

Los sólidos datos de empleo de EE.UU. y los informes de que el banco central de China está aplazando las compras de oro provocaron la semana pasada la mayor caída diaria del lingote desde noviembre de 2020.

"Aunque China se tomó un descanso del oro en mayo, no creo que el Banco Popular de China haya terminado con sus esfuerzos de diversificación alejándose del dólar estadounidense", dijo Tim Waterer, analista jefe de mercado de KCM Trade, en una nota.

"Así que puede que sólo se trate de que serán más un 'comprador selectivo' de oro de cara al futuro".

La demanda de oro en Asia está aumentando a pesar de que los precios rondan los máximos históricos que alcanzó en mayo, según los responsables del sector.

En otros metales, la plata al contado subió un 0,6% a 29,46 dólares la onza, el platino subió un 0,7% a 958,02 dólares y el paladio ganó un 1,3% a 895,35 dólares.