Los precios de la vivienda en España subieron un 4,5% respecto al año anterior en el tercer trimestre, liderados por el mayor incremento de los precios de la vivienda nueva en 16 años, según mostraron el martes los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) del país.

Los precios de la vivienda nueva subieron en el trimestre un 11% respecto al mismo periodo del año anterior debido a la escasa oferta, la elevada demanda de los compradores extranjeros y el aumento de los costes por la inflación.

Los precios de la vivienda de segunda mano subieron un 3,2% respecto al año pasado.

"La subida, sobre todo en la vivienda nueva, se debe en gran medida a que aún nos encontramos en niveles muy bajos de producción de vivienda nueva, por debajo de las 100.000 viviendas nuevas al año", afirmó Javier Díaz Izquierdo, analista inmobiliario de la correduría madrileña Renta 4.

En 2006, España aprobó 850.000 nuevas licencias para construir viviendas antes de que el mercado inmobiliario se desplomara, desencadenando una crisis financiera años más tarde.

Díaz afirmó que la subida de los precios también se vio impulsada por el perfil de los nuevos compradores de viviendas, que suelen estar menos endeudados y ser menos sensibles a los tipos de interés y a las subidas de precios.

"También hay muchos compradores extranjeros que hacen subir los precios en las zonas vacacionales", afirmó.

La semana pasada, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, afirmó que los precios inmobiliarios requerían una estrecha vigilancia, aunque el riesgo de que se sobrevalorasen había disminuido.

El martes, el portal inmobiliario online Fotocasa afirmó que el interés por la compra de vivienda superaba los niveles previos a la pandemia, y que la reducción de la oferta durante el último año dificultaría aún más alcanzar un equilibrio rápidamente.

"Prevemos que a finales de año el aumento de los precios se acercará al 5%", dijo Maria Matos, portavoz de Fotocasa. (Reportaje de Emma Pinedo, información adicional de Jesús Aguado, edición de Charlie Devereux y Christina Fincher)