El presidente tunecino, Kais Saied, destituyó a Brahim Chaibi, ministro de Asuntos Religiosos, a raíz de las críticas generalizadas tras la muerte de decenas de tunecinos que participaban en la peregrinación Haj, informó el viernes la presidencia.

Al menos 49 tunecinos han muerto a causa del calor extremo en Arabia Saudí durante la última semana. Las familias tunecinas siguen buscando a varios desaparecidos.