El gobierno húngaro acordó el viernes ayudar a financiar proyectos de infraestructura y energía por valor de 140 millones de euros (152 millones de dólares) en la República Serbia autónoma de Bosnia, según informó el gobierno de la región en un comunicado.

Los proyectos acordados por el primer ministro de la República serbia, Radovan Viskovic, y el ministro húngaro de Economía, Marton Nagy, incluyen un programa de gestión de residuos y la construcción de parques eólicos y solares, según el comunicado.

Dos de los proyectos fueron puestos en marcha por el gobierno alemán, pero éste los clausuró el año pasado, junto con otros dos proyectos energéticos, alegando como motivo los objetivos secesionistas del presidente nacionalista de la región, Milorad Dodik.

Las empresas húngaras Veolia, MVM y Alteo participarán en la ejecución de los proyectos, según el comunicado.

El viernes, los dos gobiernos organizaron un foro económico en Banja Luka, la capital de facto de la República Serbia, al que asistieron decenas de empresas que presentaron proyectos de inversión.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, a quien Dodik condecoró con el máximo galardón de la República Serbia, dijo que creía que la región bosnia podría tener un crecimiento económico impresionante en el futuro, en el que Hungría quería participar.

Orban criticó lo que calificó de "intromisión extranjera" en los asuntos internos de Bosnia y se comprometió a ayudar al país en su camino hacia la integración en la Unión Europea.

(1 dólar = 0,9234 euros) (Reportaje de Daria Sito-Sucic Edición de Mark Potter)