La Unión Europea debería seguir el ejemplo de Estados Unidos y proteger su industria imponiendo aranceles a los productos chinos, declaró el sábado el ministro italiano de Industria, Adolfo Urso.

El presidente estadounidense, Joe Biden, desveló este mes fuertes incrementos arancelarios sobre una serie de importaciones chinas que incluyen baterías para vehículos eléctricos (VE), chips informáticos y productos médicos.

Biden mantendrá los aranceles establecidos por su predecesor republicano, Donald Trump, al tiempo que aumentará otros, como la cuadruplicación de los aranceles sobre los vehículos eléctricos hasta más del 100% y la duplicación de los aranceles sobre los semiconductores hasta el 50%.

"Unos aranceles mucho más elevados contra los productos chinos son inevitables si no queremos que la industria europea quede aniquilada", declaró Urso, miembro del partido derechista Hermanos de Italia, en una conferencia empresarial.

Refiriéndose al sector del automóvil en particular, Urso dijo que el fuerte aumento de los aranceles estadounidenses podría provocar que China desviara sus exportaciones hacia Europa, perjudicando a la industria del bloque.

Urso reclamó una política industrial más firme por parte de la Unión Europea a medida que el bloque se acerca a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes. (Reportaje de Francesca Landini)